Hockey en Canadá, cuando el deporte es una religión

Acaban de finalizar hace unos días los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi y, por desgracia, España una vez más no se ha vuelto a comer un colín. Quizás por eso los Juegos de Invierno no tienen tanta trascendencia en nuestro país. Es más, a alguno, por ejemplo, le parece una guasa que sea deporte olímpico «eso de fregar el suelo», el curling. Sin embargo, en otras latitudes, los Juegos de Invierno son una tradición. Los países escandinavos, el este de Europa, Holanda, Alemania, Estados Unidos y, sobre todo, Canadá, aguardan con ansia que transcurran los 4 años que hay entre cada olimpiada para ver a sus grandes figuras ganar preseas para su país.

Hoy me apetece hablar de un deporte que provoca que los normalmente tranquilos vecinos al norte de los yankies, se transformen en locos entusiastas que disfrutan en cuanto la temporada de la NHL da comienzo. Por unas horas, se dejan llevar y disfrutan con este deporte de contacto, que por algo fueron unos canadienses de Montreal los que un buen día, a finales del siglo XIX, se pusieron a practicar sobre el hielo un deporte celta llamado shinty, dando así origen al hockey sobre hielo. Este nuevo deporte tuvo una gran aceptación a lo largo del país, y pronto se comenzaron a disputar los primeros campeonatos amateurs, que posteriormente dieron paso a las primeras ligas profesionales, entre las que destaca la antes mencionada NHL. En ella, equipos de Canadá y EE. UU. luchan por lograr la preciada Stanley Cup, que se otorga al vencedor de la temporada. Por cierto, el nombre de la copa es en honor a Lord Stanley de Preston, gobernador general de Canadá en el siglo XIX, que participó activamente en dar a conocer el hockey en todo el país.

Stanley Cup

Copa Stanley Cup que se da al ganador de la NHL.

Pero si la NHL levanta pasiones, qué decir de la selección nacional. Hace 4 años, en Vancouver 2010, Canadá y Estados Unidos disputaron la final. Para los locales era cuestión de estado ganar. El país entero, literalmente, se paralizó para asistir a este evento y, finalmente, no defraudaron. Se quedaron con la medalla de oro, ante los grandes rivales del sur. Este año en Sochi, Canadá se vio de nuevo las caras en seminales contra unos Estados Unidos que venían muy fuertes, con un ataque poderosísimo, frente a una Canadá que destacaba más por su impenetrable defensa. El partido fue un toma y daca y, al final, una vez más el duelo cayó del lado canadiense. Un único gol les bastó para derrotar a esa máquina estadounidense de hacer goles, que se quedó a cero sin manera de traspasar la meta defendida por Price. Pero quedaba un último paso, que era disputar la final contra los actuales campeones del mundo: Suecia. A priori, los favoritos eran los americanos, pero el talento sueco hacía prever un duelo muy igualado. Nada que ver con la realidad. Canadá dominó a su antojo a unos suecos que, sin la posesión de la pastilla, algo a lo que no están acostumbrados, sufren mucho. El 3 a 0 final, casi se puede considerar corto para esta máquina bien engranada, cuya maravillosa defensa solo permitió 3 goles en todo el torneo. Así conquistó su noveno oro olímpico en la disciplina y, por si fuera poco, en féminas también Canadá revalidó el título logrado hace 4 años en Vancouver, imponiéndose en el tiempo extra a Estados Unidos, después de forzar la prórroga en los últimos minutos de juego, cuando perdían por 2 a 0.
Por lo tanto, solo queda felicitar una vez más a Canadá, un país que supera el medio millón de jugadores federados en este deporte, y aguardar a que en futuras competiciones nos sigan haciendo vibrar con su exquisita calidad y su maravilloso juego.
OLYMH141_Sochi_Olympics_Ice_Hockey_Men



estrellasolitaria

Soy un sufrido seguidor de los Cowboys que sigue viviendo de los tiempos pasados que fueron mejores que los actuales para mis vaqueros. El fútbol americano no es el único deporte que me gusta, ya que soy fan de casi cualquier deporte que exista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.