Oscar Schmidt, hombre record

Si pregunto por el máximo anotador en la historia del baloncesto seguramente los primeros que se te vienen a la cabeza sean jugadores históricos de la NBA como Jordan, LeBron o Kobe Bryant, pero nada más lejos de la realidad. Oscar Schmidt es quien ostenta dicho récord.

Oscar Daniel Bezerra Schmidt, su nombre completo, es brasileño y allí ha llevado a cabo la mayor parte de su carrera deportiva. Además es, quizá, con su selección donde mejores actuaciones ha protagonizado. De hecho, si hablamos de Schmidt se hace imposible no hablar de la final de los Juegos Panamericanos de 1987.

Los brasileños se enfrentaban a los anfitriones, USA Basketball, y el carioca anotó la friolera de cuarenta y seis puntos que sirvieron para derrotarlos. Supuso la primera derrota de los americanos en su propio territorio, aunque ajustada (120-115), se convirtió en un partido histórico.

También en su país ha pasado por numerosos clubes, como el Palmeiras donde debutó como juvenil en 1974 y que le permitió empezar a formar parte de la selección brasileña. Continuó su trayectoria en el Sirio (Sao Paulo) con el que ganó el Campeonato Mundial de Clubes de Baloncesto, el Campeonato Brasileño y el Campeonato Paulista en dos ocasiones.

Así puso fin a su etapa en Brasil y firmó en 1982 por el Caserta italiano donde consiguió la Copa de Italia. Allí pasó nada más y nada menos que 8 años de su carrera antes de recalar en el Pavia. Allí realizó, aunque quizá sea mucho decir, las mejores temporadas consiguiendo números nunca alcanzados en la liga nacional.

En 1993 fichó por el Fórum Valladolid. Las dos temporadas que jugó en la capital castellana no pasaron desapercibidas. Fue el máximo anotador de la ACB los dos años. Además, batió algún que otro récord, como el de triples anotados en un solo partido, con 11 aciertos de 19 intentos.

Al finalizar su etapa en Valladolid volvió a su país de origen, Brasil. Ya en el Corinthians amplió su palmarés con una nueva Liga. Durante su etapa siguiente, en Bandeirantes, siguió batiendo récords. Por tercera vez se consolidó como máximo anotador del torneo y el primero en llegar a los 1000 puntos.

Schmidt terminó su carrera en el Flamengo y en sus últimos años no cesó su hambre anotadora. Se proclamó, una vez más, máximo anotador de la competición y superó la histórica marca de Kareem Abdul-Jabbar de 46.725 puntos, convirtiéndose así en el máximo anotador, no solo de la competición, sino de la historia.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.