Football Movies II: Un domingo cualquiera

UN DOMINGO CUALQUIERA (Oliver Stone, 1999)

20140983

SINOPSIS

Tony D’Amato (Al Pacino) es el veterano headcoach de los Miami Sharks, una franquicia que viene de ganar 2 anillos, pero que está atravesando horas bajas. Además Christina Pagniacci (Cameron Díaz), hija del antiguo manager y heredera del cargo, mantiene abiertas discrepancias con D’Amato por la forma conservadora, según ella, de conducir al equipo.

A esto se suma que el quarterback que ha llevado a la gloria al equipo en las últimas temporadas, Jack “Cap” Rooney (Dennis Quaid) se lesiona, poniendo en entredicho no sólo su participación el resto de la temporada, sino su carrera. D’ Amato se verá en la obligación de alinear a su tercer quarterback , Willie Beamen (Jamie Foxx), un jugador que lleva 4 años de profesional y no había debutado.

Any-Given-Sunday

«Cap» Rooney en acción. Su historia siempre me recordó a la de Favre

Tras un comienzo desastroso y para sorpresa de propios y extraños Beamen empieza a cuajar grandes actuaciones. Pero el éxito se le sube pronto a la cabeza y comienza a comportarse de manera prepotente con sus compañeros, así que vuelven los malos resultados.

D’ Amato no quiere volver a alinear a Beamen y trata de recuperar a Rooney a marchas forzadas, en contra de los deseos de Pagniacci, que harta de que el estadio esté vacío se plantea llevarse a la franquicia a Los Ángeles.

 

CRÍTICA

“Un domingo cualquiera” es para mí la mejor película de football que se ha hecho. No sólo por el extraordinario reparto y los magníficos planos, sino porque realmente desnuda y destripa a este deporte frente al espectador. Sólo la serie “Friday Night Lights” se ha acercado a transmitir de la misma manera lo que es el football.

Al contrario que el resto de películas de esta temática, no se centra en una historia de superación personal, ni en la increíble victoria de un equipo confeccionado con amateurs, ni en  la reconciliación entre razas. Esta película enseña este deporte en toda su extensión, desde el campo hasta los despachos.

Empecemos por el campo. Que la película es visualmente espectacular se puede comprobar desde la primera escena, cuando «Cap» Ronney es «sackeado» brutalmente. La película muestra el placaje desde varios ángulos para que seamos conscientes de lo grave de la lesión, para que sepas de qué va el football nada más empezar, con toda su crudeza, como si se tratara de un documental de La 2 donde ves a los leones devorar al ñu que se queda rezagado. No mercy . Pero eso no es lo mejor. Lo mejor son los audios que acompañan a esas imágenes. Se escuchan las jugadas en el “huddle”,  las lindezas que se dedican las defensivas a las ofensivas y sobre todo se oye cada placaje como si estuvierais dentro del campo. Se oye el dolor del que es placado y la euforia del que placa. Si conocéis la sección “Sound FX”  de la web de la NFL sabéis de que hablo. Impresionante.

large any given sunday blu-ray2

Rooney a punto de recibir un severo correctivo.

Para mayor regocijo, el director Oliver Stone ha tenido el buen gusto de incluir preciosas secuencias en cámara lenta donde se ven esas perfectas espirales que te hacen contener la respiración. Es muy probable que cuando terminéis de ver la película sintáis unos deseos irrefrenables de convertiros en quarterbacks.

Tampoco podía faltar, como peli yanqui que se precie, un poco de heroica.  El discurso antes de uno de los partidos de Al Pacino es realmente inspirador. Uno, que ha compartido vestuario muchos años, está acostumbrado a los gritos y arengas apelando a los atributos masculinos del grupo. A D’Amato no le hace falta. Le basta con revelar a los jugadores la clave de cualquier deporte de equipo. Y lo hace de una manera tan sencilla y solemne que pone los pelos como escarpias: mirad a vuestro lado y veréis un tío que se sacrificará por el equipo porque sabe que, cuando llegue el momento, tu harás exactamente lo mismo por él. Tod@s conocéis los speechs más míticos del mundo del cine. Braveheart, 300, Gladiator…para mí éste es el mejor sin duda. Sólo por esa escena merece la pena ver la película.

NY-CL353_SP_GAY_G_20130711192042

«Porque, en cualquier lucha, aquel que va a muerte es el que gana el terreno»

Vayamos ahora a los despachos. “Un domingo cualquiera” tiene la virtud, a mi juicio, de enseñarnos cómo son las entrañas del football (y me arriesgaría a decir que de cualquier deporte profesional). Los managers, cuando están cortos de pasta o quieren comprarse otro Camaro del 68, se dirigen al político de turno y les dejan caer que como no les afloje la panoja, recogen sus bártulos y si te he visto no me acuerdo.

Los dilemas éticos y los pocos escrúpulos también son tratados en la cinta. El doctor Harvey Mandrake (James Woods)  es un médico con el “culo pelao” que sabe que lo importante es que los buenos jugadores estén en el campo y no en la enfermería. El contrapunto lo pone Ollie Powers (Mathew Modine), un recién llegado a la franquicia que piensa que lo que prima es la salud de los jugadores. El conflicto surge cuando Powers en una ocasión informa a un jugador contusionado de los riesgos que asume (en contra de las órdenes de Mandrake) y el interesado decide jugar igualmente. La película critica así en que se han convertido los footballistas.

anygivensunday7

La cara de D’ Amato ante las constantes intromisiones de Pagniaci lo dice todo.

Finalmente he de comentar algunos cameos de altura. En la peli vais a ver (aparte del mismo Oliver Stone haciendo de comentarista) a Barry Switzer, entrenador de los Cowboys entre 1994-97, comentando también el partido. También tiene un papel Johnny Unitas, mítico quarterback que hace de entrenador malencarado de los California Crusaders. Todavía hay otros cameos ilustres pero quizá el más destacado sea el de Terrell Owens. Aunque la NFL advirtió a sus jugadores que no participaran, T.O. no pudo contener sus ansias de protagonismo y se le puede ver cómo marca dos touchdowns para los Sharks en uno de los partidos, aunque lleva el dorsal 82 para despistar. Que no os sorprendan los nombres de las franquicias, ya que como he dicho la NFL no estuvo en absoluto de acuerdo con el film y no dio su consentimiento para utilizar su imagen ni marca.

Any-Given-Sunday3-Unitias

El gran Johnny Unitas

No quería terminar esta crítica sin mencionar la grandiosa banda sonora, entre las que se encuentran nada más y nada menos que Metallica y Black Sabbath, que pone la guinda final a esta obra maestra.

 

Calificación:

NO PIERDAS TU TIEMPO

SI NO TIENES OTRA COSA QUE HACER

RECOMENDABLE

NO TE LA PIERDAS

¡¿POR QUÉ NO LA HAS VISTO YA?!



cientifico_puro

Soy dibujante de vocación y un soñador a tiempo parcial. Me gusta repetir diálogos de pelis famosas en mis conversaciones y me sé Los Simpsons de memoria. La banda sonora de mi vida corre a cargo de Metallica. Cascarrabias in extremis, el football es la salida natural a toda esa mala leche.

1 respuesta

  1. sofia martínez dice:

    Me ha encantado, desde el reparto actoral hasta la excelente dirección de Oliver Stone. Por otro lado el guionista John Logan logró poner su sello característico dejando suspenso en cada dialogo, es un genio cuando de terror hablamos su más reciente serie Penny Dreadful ha sido un éxito les comparto el link http://www.hbomax.tv/penny-dreadful/ para que conozcan más sobre ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.