Uncharted NFL Territory – NFL más allá de EEUU (2/2)

world

Continúo con mi pequeña disertación sobre la expansión de la NFL. Si no has leído la primera parte, aquí la tienes.

Tradición

gesellen

No existe el Campeón de Estados Unidos ni Campeón Americano, sólo existe el Campeón Mundial. Ocurre en los deportes de los Estados Unidos de América. Es una larga tradición. Y no hablo de buenos o malos, que si la gente de allí se considera mejor o peor que el resto del mundo. Simplemente es una tradición de los tiempos en los que se crearon las grandes ligas, que puede ser compartida o no por la población de ese país. Recordemos que en España, por ejemplo, nos gusta torturar y matar toros o celebrar fiestas populares tirando cabras desde los campanarios porque es tradición, e intentar prohibirlo o regularlo provocaría una respuesta infinitamente peor que tener 5 millones de parados y dirigentes corruptos a cara descubierta. Este es el panorama, donde existen dos mentalidades distintas con un charco de por medio (resumiéndolo muchísimo). ¿De verdad van a permitir que se lleven su deporte de su país, sólo porque generaría más ingresos? ¿Lo haríamos nosotros, si el Madrid o el Barça decidiesen establecerse en New York o Los Angeles? Y del mismo modo, ¿iríamos al estadio a ver a los Jaguars y Browns del mismo modo que hacemos con los restaurantes de comida rápida?

Instalaciones

debartolo

Cuando veo el estadio de Dallas Cowboys, por poner un ejemplo, no puedo salir de mi asombro. Lo único que puedo afirmar es que es una maravilla. Los estadios europeos se centran en añadir gradas para sentar a más gente, descuidando muchas veces las comodidades y lujos de los que gustan alardear los dueños en la NFL. En este sentido, sin poder ofrecer a los VIPs ni de cerca lo que están acostumbrados a recibir y dar por «normal», no ayuda a la expansión del deporte. Por el contrario, como los aficionados serían mayormente europeos, ya están acostumbrados a esto, y no sería un problema.

Pero, ¿qué hay sobre las instalaciones deportivas? No he estado en La Masía, ni en La Ciudad Deportiva madrileña, por lo que no puedo atestiguar si son comparables. Pero me extrañaría, teniendo en cuenta que en el fútbol la plantilla raramente llega a los 25 jugadores, y en la NFL ese número se duplica. Entiendo que los gimnasios y los campos puedan ser suficientes, pero los aparatos y demás habría que comprarlos. En definitiva, para pasar un fin de semana de vacaciones europeas no hay problema, pero para establecer un equipo y hacer la pretemporada, seguro que lo que existe ahora mismo no sería adecuado ni suficiente. Y todo esto contando con la colaboración de algún club de fútbol. Por supuesto, antes o después hay que construir un estadio y unas instalaciones propias, y eso lleva tiempo y mucho dinero. Y tal como está el panorama, que se olviden de hacerlo a la manera americana, donde en muchos casos es la ciudad la que construye el estadio y procura mantener contentos a los equipos.

Antecedentes

Aún está reciente el fracaso de la NFL Europa (1998-2007), creada a partir de la WLAF. Se puede resumir esta competición como una liga de desarrollo para la NFL, donde la mayoría de los jugadores eran americanos buscando una oportunidad en la NFL. En sus últimos años casi todos los equipos eran alemanes, lo que no puede ser rentable ni atrayente para la audiencia potencial. Finalmente fue cancelada, debido a sus pérdidas y la falta de interés del público europeo y americano.

Parecía una buena forma de abrir mercado, pero no cuajó como debiera. Pero en mi opinión, este fracaso no puede ser comparado con una incursión europea de la propia NFL. Ésta arrastra una gran masa de seguidores, que seguirán disfrutando de la retransmisión televisiva/radiofónica/internet, y a éstos se unirán los europeos en el estadio, que no han tenido demasiadas oportunidades de presenciar en directo la batalla deportiva.

Conclusiones

Ya nos hemos acostumbrado a hospedar algún partido de temporada regular en Londres. Además, la respuesta de los europeos está siendo más que positiva, y seguramente por esto mismo el número de partidos va en aumento. Siguiendo esta tendencia, no es descabellado pensar que se está preparando el terreno para lograr un puesto dentro de la NFL, ya sea trayendo alguna franquicia para aquí, o creando una nueva (aunque debemos recordar que es una liga cerrada). La afición y los ingresos respaldarían esta opción, por lo que sólo faltaría convencer a los dueños.

La logística de esta operación se me escapa por completo. Para los jugadores no puede ser un simple trámite cruzar el charco para jugar un partido y perder dos días de entrenamiento en un avión. Supongo que se podrían considerar otras opciones, como mini giras europeas, pero harían falta dos franquicias instaladas en el viejo continente, y eso ya es ser demasiado ingenuo como para esperar que ocurra tan pronto. O que viajen 3 ó 4 equipos, y jueguen entre sí durante 2 ó 3 jornadas, entrenando y haciendo vida aquí. Sea como fuere, me atrevo a pronosticar (así, a lo bruto, sin tener ni idea de los tejemanejes y demás de los mandamás de este deporte) que en 5 -10 años veremos como mínimo un equipo NFL asentado por estos lares. Quizá quedaría por resolver el tema del estadio, y sobre todo instalaciones deportivas para albergar la extensa plantilla de jugadores, donde puedan entrenarse con total comodidad y en igualdad de condiciones que sus compañeros en los Estados Unidos.



m0uch0

Vivo para la informática, entreno para la Super Bowl y me crié con la Super Nintendo. Intento escribir sobre tecnología en http://cafedixital.com y de deporte en http://bloginterference.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.