Mundial de Brasil – 8ª jornada

Con el vigente campeón ya sin opciones, el mundial de Brasil sigue adelante con los encuentros de la fase de grupos. La octava jornada nos dejó las cosas más claras en el grupo C y la casi eliminación de Inglaterra en el grupo D, que se completa mañana con el Italia – Costa Rica. Si podemos sacar una tendencia de lo que va de mundial es que los equipos americanos, arropados con su público en las gradas, están muy fuertes y se presentan como alternativa a, al menos, dar mucha guerra en los cruces.

GRUPO C: COLOMBIA 2 – COSTA DE MARFIL 1

Una marea amarilla inundó el Estadio Nacional Mané Garrincha de Brasilia para arropar a la selección en su segunda victoria en el Mundial 2014. El buen rollo se ha instalado en Colombia que tras 16 años sin pisar un Mundial de fútbol ya suma dos victorias gracias a un juego brillante. James Rodríguez ha logrado hacer olvidar la ausencia de Radamel Falcao y tiene a su equipo casi clasificado para los octavos. Y es que la velocidad de los hombres de arriba y el partidazo de Juan Cuadrado le bastó a Colombia para ponerse 2-0 y solo sufrir los minutos finales en que los africanos parecieron despertar del letargo.

Pékerman supo tapar las arrancadas de Yayá Touré y con ello, cortar la circulación de juego de los costamarfileños que fueron incapaces de imponerse al alegre juego de los colombianos. La primera mitad apenas tuvo ocasiones. Ambas escuadras no asumieron riesgos dejando para la segunda parte la resolución del partido. Solo una ocasión fallada en línea de gol por Gutiérrez a pase de Rodríguez tras la enésima arrancada de Cuadrado inquietó el marcador antes del descanso

En la segunda mitad el calor y el cansancio comenzaron a hacer mella en los jugadores. Colombia aguantó las embestidas de Costa de Marfil lo suficiente como para forzar un córner. Drogba pierde la marca de James Rodríguez y cabecea para poner el 1-0 en el marcador. El gol dio aire a Colombia que había perdido el balón y que se sentía más cómoda con espacios para correr que combinando para sacudirse la presión. Un error defensivo de Costa de Marfil le permitió a James Rodríguez recuperar el balón y servirle a Quintero el balón del 2-0. A la desesperada, los africanos buscaron el gol pero los balones colgados para Drogba eran bien defendidos por la zaga colombiana. Gervinho, muy tapado todo el partido, logró escabullirse gracias a una jugada personal y recortar distancias. Colombia aguantó y ya mira a los octavos de final.

GRUPO D: URUGUAY 2 – INGLATERRA 1

Dos campeones del mundo necesitados a las primeras de cambio. El equipo del continente americano, una vez más, se llevó el partidazo disputado en el Arena de São Paulo. Inglaterra se queda fuera del Mundial, solo un milagro la puede meter en la última jornada, tras dos buenos partidos en los que no ha podido sumar ni un empate. Por su parte, Uruguay cuenta con la mejor pareja de delanteros del mundo y con eso le sirve para afrontar su partido contra Italia con plenas opciones. Luis Suárez, muy por debajo de su nivel físico habitual, tocó apenas dos balones en todo el partido; lo suficiente para marcar dos golazos y levantar el ánimo de toda la nación uruguaya. Es lo que tiene ser, a día de hoy, de los mejores si no el mejor delantero del mundo. No olvidemos mencionar la fantástica aportación de Cavani, omnipresente por todo el campo.

Las debilidades de Inglaterra ya se vieron en el partido contra Italia jugado en Manaos. Donde sobran velocidad y empuje falta mucho fútbol, y es precisamente en la medular donde los problemas de los ingleses pusieron en bandeja el partido para la doble amenaza uruguaya. Las arremetidas inglesas poco inquietaron a la selección de Uruguay que parecía más pendiente de cerrar a Gerrard y Rooney que de atacar. En una de estas Rooney remató al larguero un córner en lo que fue la mejor oportunidad del partido hasta ese momento. A cinco minutos para el descanso, Lodeiro se lleva un balón dividido y consigue encontrar a Cavani que en centro medido pone el balón en la cabeza de Suárez para meter el primero. Dos jugadores, dos segundos, dos toques y gol. Hodgson y los suyos se iban al vestuario sin saber cómo contrarrestar la táctica dispuesta por el «Maestro» Tábarez.

La reacción inglesa vino desde el banquillo con la entrada de Barkley y Lallana cuya entrada arrastró la posición de Rooney. Muslera empezó a sufrir el bombardeo de balones colgados a su área. Con un poco de fortuna, un balón de Sturridge llegó al segundo palo donde Rooney se deshace de Cáceres para empatar el partido y devolver a la cruda realidad a las gradas plagadas de uruguayos. De aquí en adelante, entramos en el territorio de la épica. Inglaterra se fue desesperada a buscar la victoria dejando descolgando a pocos hombres para cubrir a Cavani y a un Luis Suárez que deambulaba acalambrado por el campo. Minuto 85, Muslera lanza en largo, Cavani peina y el balón le cae a Suárez. La defensa se queda a media salida y el delantero del Liverpool mete el gol de todos los uruguayos.

GRUPO C: JAPÓN – GRECIA

Lo que se pudo ver en el terreno de juego no estuvo a la altura del espectáculo que trajeron los aficionados japoneses y griegos a las gradas del Estadio das Dunas de Natal. Un partido disputado pero falto de calidad que apenas deja acciones salientables. Grecia se sentía cómoda con las líneas bien protegidas a la espera de que Japón cometiese el error que le abriese la posibilidad de armar el contragolpe. Confiada por los metros de escasa presión de los griegos, Japón se cegó con la posesión sin plantear demasiado peligro sobre la portería de Karnezis. En medio de un sinfín de imprecisiones, el disparo lejano era la única manera de inquietar que ambas selecciones podían llevar a cabo.

Osako y Okubo desperdiciaron sendas ocasiones frente al portero griego. La falta de juego vino acompaña de un endurecimiento en el juego. Katsouranis dejó a su equipo con uno menos por doble amarilla tras una falta sobre Hasebe. La muralla griega aguantó la primera parte sin pasar grandes apuros. Japón, aunque bien plantado en el terreno de juego, no encontró la manera de reducir a los griegos. Empiezan a desquiciarse.

Nada nuevo bajo el sol en la segunda parte. Mucho control y  poca imaginación. Samaras ve la amarilla. Las pocas ocasiones que es capaz de generar Grecia acaban en las manos de Kawashima. Algún bostezo se ve en la grada mientras el reloj pasa. Nadie desborda a su marcador. El cansancio empieza a afectar a los griegos cuyos espacios en defensa los aprovechan, primero Okubo y luego Nagatomo, sin éxito. Kagawa no es el revulsivo. Resultado final: empate sin goles. Este resultado clasifica a los colombianos y complican mucho la vida a sus perseguidores. Se espera una final para Grecia y Costa de Marfil mientras que Japón solo puede esperar sacar algún puntos frente a los cafeteros.



Iván "Pireo"

Deportista, espectador y aficionado. Amante de cualquier competición y del deporte americano en particular. Resignado pero orgulloso seguidor de los Detroit Lions, Indiana Pacers, Seattle Mariners y Toronto Maple Leafs. Death Valley siempre será la casa de LSU y sus Fighting Tigers. Escribo en sportsmadeinusa.com. Editor y miembro del equipo de bloginterference.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.