Tercer y cuarto puesto: Brasil – Holanda

Como aperitivo para la gran final del domingo, hoy sábado se jugaba el tercer y cuarto puesto entre Brasil y Holanda. Los anfitriones, que perdieron 7-1 con Alemania, buscaban ofrecer a su afición una mejor imagen que en su partido anterior, donde se mostraron como un equipo sin ideas. Por su parte, los holandeses perdieron en los penalties contra Argentina y querían demostrar que disponían del potencial suficiente para haber jugado la final.

Aún no nos habíamos acomodado en la butaca cuando llegaba el primero de los holandeses. Una pared entre Van Persie y Robben que deja a este último completamente solo y Thiago Silva que no se lo piensa y lo derriba. Podía ser roja, pero el árbitro no está por la labor. Van Persie anota y los brasileños reciben otro varapalo tempranero. Sólo hicieron falta otros diez minutos para que cayera el segundo, obra de Blind, rematando de bolea un mal despeje de la zaga brasileña. Los anfitriones no estaban ni se los esperaba. Finalmente, en el descuento de la segunda parte, una jugada por la banda derecha de Robben, que termina en el remate de Wijnaldum en el área pequeña. Tres cero y abucheos en las gradas, así se puede resumir este innecesario partido para el tercer y cuarto puesto del mundial.

Holanda ha demostrado en este mundial su potencial. Tiene una defensa fuerte y joven, que sabe contener al rival en los momentos claves. No se arruga ante nadie, y tienen muy claro como ejecutar las órdenes que vienen del banquillo. Su juego se basa en recuperar el balón y salir como rayos, y no se acomplejan por ello. Bastante irregulares de cara a portería, eso sí. Después de golear a España, no han sabido marcar gol en los dos últimos partidos. En este sentido, quizá sea su ataque el que más problemas tenga en un futuro no muy lejano. Sus tres pilares actuales, Robben, Sneijder y Van Persie, están viviendo sus últimos años como profesionales. Robben está sin duda en los mejores momentos de su carrera, libre de las lesiones que siempre lastraron su juego, y con su velocidad y habilidad con el balón en los pies es capaz de poner en jaque a cualquier defensa. Todo un ejemplo de trabajo y esfuerzo, igual que su compañero Sneijder. Éste destaca en su golpeo de balón, ya sea disparos o pases en largos, donde mueve el balón muy rápido de banda a banda, buscando cambios de juegos que descoloquen la defensa. Y qué decir del peligro que acompaña a sus lanzamientos de falta, o que se lo digan a los argentinos. Van Persie ha sido quizá el que menos ha rendido de los tres, aunque su olfato de gol está entre los mejores.

También hay que destacar a su entrenador, Van Gaal. No hace falta fijarse demasiado para darse cuenta de lo trabajados que tiene los partidos. La preparación de su equipo para cada rival demuestra su filosofía de esforzarse al máximo en todo momento, y ha sabido transmitir sus ideas a sus jugadores. Ellos ejecutan a la perfección el guión marcado por el técnico, y los resultados están ahí. Incluso los cambios están muy pensados de antemano, sabiendo qué necesita el equipo para llevarse el partido. El ejemplo más claro son los penalties contra Costa Rica, cambiando al portero para maximizar las opciones de pasar, y que el meta supo demostrar el porqué de la decisión. Una pena que las lesiones contra Argentina impidieran que se repitiese la jugada. Quién sabe si hubiese cambiado el resultado del partido. Por último, destacar el detalle de hoy dándole 5 minutos al tercer portero, el único holandés que no había jugado en este mundial.

Brasil se ha estrellado. Podemos echarle la culpa a la presión de ser anfitriones, al entrenador o a los jugadores. Pero qué importa eso. El cuarto puesto duele mucho, y seguro rodarán cabezas en la selección. Scolari ha salido del mundial tocado de muerte, y no sería raro que no continúe como técnico del equipo nacional brasileño. El estilo de juego tacaño y precavido nunca había cuajado del todo entre sus aficionados, acostumbrados al juego bonito y alegre de anteriores selecciones, donde jugadores como Romario, Bebeto, Ronaldo, Roberto Carlos y Ronaldinho, por poner algunos ejemplos de distintas generaciones, asombraban al mundo entero con su magia con un balón en los pies. Aún así, debemos reconocerle que no dispone de tantas estrellas del balonpié como en otras ocasiones (mención aparte alguna decisión en la convocatoria bastante discutida, como los casos de Costa o Felipe Luis), pero jugar en Brasil significa llegar a la final o ser recordado como perdedor. Más aún con la imagen mostrada, recibiendo 7 goles de los alemanes y 3 de los holandeses. Lógicamente se necesita un cambio en el banquillo.

Sus jugadores tampoco hay dado la talla. Su estrella, Neymar, ha tenido sus momentos, pero él sólo poco puede hacer contra las selecciones más fuertes de un mundial. Su equipo sólo tenía un plan de juego, si se le puede llamar así, que era darle el balón a él. No hay nada más cómodo para la defensa que atar en corto a un sólo jugador y despreocuparse del resto. Brasil sin Neymar es un equipo sin ideas, previsible y falto de gol. Tampoco la defensa ayuda a la causa, como demostró contra Alemania. Tocaron el balón con cierta velocidad y descolocaron completamente a la defensa, que se vino abajo ante la efectividad alemana. En resumen, un equipo que no sabe cambiar el plan establecido, que en cuanto se ve por debajo en el marcador demuestra su falta de recursos en ataque y su carencia en defensa. Por supuesto, la presión por ser los anfitriones debe ser enorme, y seguro que ha hecho mella en la preparación mental de los jugadores. Sin duda los ha perjudicado, aunque sería complicado determinar hasta qué punto.

Finalmente, un apunte. ¿Me puede explicar alguien por qué se sigue jugando el tercer y cuarto puesto? La única explicación que se me ocurre es monetaria. No creo que las selecciones quisiesen jugarse el tercer puesto, si fuese suya la decisión.



m0uch0

Vivo para la informática, entreno para la Super Bowl y me crié con la Super Nintendo. Intento escribir sobre tecnología en http://cafedixital.com y de deporte en http://bloginterference.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.