Historia del Col du Tourmalet

El Col du Tourmalet (significa camino de mal retorno) es un paso de montaña situado en los Pirineos franceses, a una altitud de 2.115 metros, con una pendiente media del 7,4% y un porcentaje máximo del 10,2% y 19 km de ascensión. Si por algo es famoso este pico montañoso es por su relación con el Tour de Francia, pues es la montaña más escalada en la historia de la vuelta francesa. Hasta 1846, cuando Napoleon III ordenó la construcción de una carretera, el puerto no era accesible. Hoy en día, en invierno también permanece cerrado, pues es utilizado por la famosa estación de esquí de La Mongie como pista esquiable.

El Tourmalet se subió por primera vez en el Tour en 1910, y quién sabe lo que habría sido de este puerto de no ser por la curiosa anécdota que propició que este paso fuera escogido por la boucle gala.

img_9965-edit-2En las primeras ediciones del Tour apenas había dificultades montañosas, por lo que el jefe de la carrera, Henri Desgrande, ordenó a uno de sus subordinados que viajara por el país en busca de puertos que incluir a la ronda gala. Ese cometido le fue asignado a Alphonse Steinés, que en pleno invierno se puso manos a la obra y viajó con su chófer en coche hasta la cima montañosa. El puerto estaba nevado por lo que, a falta de cuatro kilómetros para la cima y con la noche ya próxima, el vehículo no pudo continuar y, sin pensárselo dos veces, Steinés puso pie a tierra y decidió coronar de este modo el tramo restante.

Steinés no dio señales de vida hasta el día siguiente, cuando apareció medio congelado en el pueblo de Bareges, después de alcanzar la cima; pero lejos de ir a calentarse, no sé si fruto de la congelación o de que no quería volver a pasar por lo mismo en otro puerto distinto, Alphonse se acercó a la oficina de telégrafos y envió un telegrama que pasará a la historia de este gran acontecimiento ciclista:

«Atravesado Tourmalet. Muy buena ruta. Perfectamente practicable«.

Tras esta gran mentira, el puerto fue incluido en la edición de 1910, y a partir de ahí hasta el día hoy.

El primer ciclista en coronar el puerto fue Octave Lapize que, al término de la etapa, calificó de «asesinos» a los organizadores del Tour, por escoger esa subida.

images2456En 1913 un ciclista rompió la horquilla de su bici y tuvo que parar en una forja de un pueblo a repararla. Luego de diversas mejoras en el trazado, a partir de 1947 el puerto se consolidó definitivamente en el Tour, siendo la edición de este año la número 50 que se asciende, desde la fecha antes indicada. Curiosamente, el Tourmalet ha sido casi siempre un puerto de paso, pues solo dos veces ha finalizado la etapa del Tour en el paso montañoso, en 1974 y en 2010, fecha en la que se cumplían 100 años desde su primera ascensión, por lo que el Tour incluyó dos etapas consecutivas por ese puerto y en cada etapa se ascendió por una vertiente distinta. También finalizaron 3 etapas en la estación de La Mongie, que se encuentra a mitad de puerto.

A continuación, agradeciendo infinitamente a los miembros de Wikipedia por la información, os adjunto la lista de todos los corredores que han coronado en primera posición este mítico puerto a lo largo de la historia:

En la cima del Tourmalet se hallan dos monumentos, la estatua de Octave Lapize, como dije antes el primer ciclista en coronar el puerto en toda la historia, y la de Jacques Goddet, que fue director de la ronda gala desde 1936 a 1987.

 Estatua de Octave Lapize

Estatua de Octave Lapize

Busto de Jacques Goddet

Busto de Jacques Goddet

Ni qué decir tiene que este puerto es uno de los más visitados de todo el mundo por los cicloturistas aficionados, que intentan emular a sus ídolos de las dos ruedas. Como es obvio, se puede escalar por varias vertientes. A continuación os hago un pequeño resumen de lo que viven y ven los ciclistas al escalar este coloso del Tour.

  • Por Saint Marie de Campan

Esta es la vertiente de la estación de La Mongie, es la vertiente más famosa, pero ni la más dura ni la más bonita.

Al principio se empieza con algún falso llano entre Campan y Saint Marie de Campan. Los siguientes cinco kilómetros son al 4%, con un precioso valle que divisar y sin demasiadas exigencias, dado el escaso desnivel. Los siguientes doce kilómetros ya van en serio, empiezan a aparecer las primeras rampas del 8%. Sin llanos en los que poder tomar un descanso, se atraviesa una zona boscosa, en la que se incluyen también varios túneles, muy característicos en los Pirineos.

images11

Estación de La Mongie.

Al aproximarse a La Mongie el decorado cambia por completo, la vegetación desaparece y tan solo se divisan los edificios de la estación de esquí, acompañados de bonitos riachuelos que atraviesan las praderías cercanas. Ya cerca de La Mongie, aparecen una serie de túneles al 12% que dejan muy tocados a los que pasan por allí. Si todavía conservas fuerzas, puedes disfrutar viendo las placas conmemorativas que hay en esos túneles en honor a los ciclistas que han hecho historia en la ronda gala.

tourmalet-036

Famosos túneles del Tourmalet.

images985Tras atravesar la estación, todavía restan cuatro kilómetros hasta la cima. Son cuatro kilómetros de auténtico martirio, el porcentaje no baja nunca del 8% y tan solo te acompañan en la aventura grandes prados llenos de rocas. Finalmente, cuando ya divisas la cima, te queda el definitivo castigo: el último kilómetro. Es todo al 10%, con una curva hacia la izquierda logras coronar y te encuentras con los monumentos antes citados, así como con el cartel indicativo del puerto. Ya puedes bajarte y descansar, has entrado en la historia, el Tourmalet ha sido coronado.

  • Por Luz Saint Sauveur

Esta vertiente es la más bonita y espectacular. Se comienza a ascender en Luz Saint Sauveur y nada más comenzar tienes 200 metros al 9%, para entrar en calor. Tras salir del pueblo, los primeros tres kilómetros son aproximadamente al 7%. A continuación, hasta la localidad de Bareges, el recorrido se endurece con un tramo del 13% y posteriormente otro kilómetro al 9%. Metiéndote valle adentro, por una zona boscosa llegas a la estación de Superbareges.

dsc00024Tras llegar a la estación, hay una pequeña zona de descanso, pero que solo sirve para relajar un poquito las piernas antes de afrontar el siguiente tramo. Tras una curva en herradura, se inician los últimos 7 kilómetros de ascensión, que no bajan del 8%. La vegetación desaparece y solo se divisan curvas sinuosas, prados y peñascos. A falta de dos kilómetros para coronar, incluso desaparece la hierba, dejando solo como vistas rocas y piedras. Lo peor de esta ascensión es que no divisas nunca dónde está la llegada, algo que te desespera.

Por fin al llegar al último kilómetro, puedes ver el tramo final del puerto, pero la alegría te dura poco tiempo, pues este es al 10%, lo que te deja exhausto, sobre todo los doscientos finales, pues una curva en herradura inhumana te conduce a los definitivos cien metros en los que te exprimes al máximo, hasta llegar a los 2.115 metros de altitud. Objetivo cumplido y a disfrutar de las vistas.

dsc00056_21

Parte final del Tourmalet.

Así concluye mi pequeño resumen de uno de los puertos más míticos del mundo. Espero que os haya gustado y si tenéis la ocasión, no dudéis en hacer una visita a este precioso paraje.



estrellasolitaria

Soy un sufrido seguidor de los Cowboys que sigue viviendo de los tiempos pasados que fueron mejores que los actuales para mis vaqueros. El fútbol americano no es el único deporte que me gusta, ya que soy fan de casi cualquier deporte que exista.

2 Respuestas

  1. Pimendez dice:

    Gran artículo, vuelves por tus fueros EstrellaSolitaria…

  2. Cacatua dice:

    Eso de que por Luz no ves nunca la cima… Debes ser miope porque en los últimos 5 o 6km se va viendo con total claridad, no siempre pero en muchas zonas sí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.