Actuaciones musicales en la Superbowl: The star-spangled banner

En homenaje a mis compañeros de blog, y dada la cercanía de su disputa, he decidido abrir un apartado para recuperar las actuaciones musicales en la Super Bowl a lo largo de su historia.

A modo de pequeña introducción explicaré a los no iniciados qué es la Super Bowl (traducido literalmente como Supertazón).

Se trata del partido final de la NFL que enfrenta cada año a los campeones de la Conferencia Nacional (NFC) y la Conferencia Americana (AFC). El encuentro se disputa el primer domingo del mes de febrero y debe su nombre a Lamar Hunt, antiguo propietario de Kansas City Chiefs, quién le dio este nombre tras ver a su hijo jugar con una pelota rebotadora.

El primer partido de estas características se disputó el 15 de enero de 1967 como parte de un acuerdo entre la National Football League y el otro campeonato existente hasta entonces, la American Football League (AFL), para que los vencedores de cada competición jugaran un partido que decidiera el campeón de Estados Unidos. Cuando la AFL se integró en la NFL, cada liga se convirtió en una conferencia y el juego pasó a ser entre sus campeones. Como anécdota, el primer campeón fue Green Bay y el más galardonado ha sido Pittsburgh Steelers en 6 ocasiones. Los actuales campeones son los Seattle Seahawks.

En cuanto a lo que ahora nos interesa, que son las actuaciones musicales, hoy nos centraremos en un rito inexcusable en cualquier evento (sea éste en el ámbito que sea: deportivo, político, social, militar…) en Estados Unidos: la interpretación del himno nacional.

bandera

Conocido por el nombre de “The star-spangled banner” (“La bandera tachonada de estrellas”), debe su letra a Francis Scott Key (1 de agosto de 1779 – 11 de enero de 1843), un abogado de 35 años y poeta sin experiencia que la escribió en 1814. Se inspiró en el bombardeo del fuerte McHenry en Baltimore, Maryland, por las naves británicas en la bahía de Chesapeake durante la guerra anglo-estadounidense de 1812 que había estallado por las restricciones al comercio impuestas por el Reino Unido así como el reclutamiento forzado de marineros mercantes estadounidenses por parte de la Marina Real Británica y el apoyo británico a los pueblos indígenas de Norteamérica que se oponían a la expansión de los Estados Unidos.

El 13 de septiembre de 1814, visitó la bahía junto al Coronel John Stuart Skinner para negociar la libertad del Dr. William Beanes, apresado tras el incendio de Washington, DC. Tras la liberación, Key, Skinner y el propio Beanes fueron retenidos en su barco durante la noche porque habían visto la fuerza y posición de las unidades británicas y su intención de atacar Baltimore. Al amanecer, fue tal su felicidad al ver la bandera de Estados Unidos ondeando sobre el fuerte, que empezó a escribir un poema para celebrarlo al que dio por título “La defensa de la fortaleza McHenry” e intentó encajarla en los ritmos del “To Anacreon in Heaven” –más conocido como “The star-spangled banner” del compositor John Stafford Smith. “The star-spangled banner” fue declarada oficialmente himno nacional, primero por una orden ejecutiva del presidente Woodrow Wilson en 1916 (que apenas tenía el efecto del requerimiento de las bandas militares de tocarlo) y luego por una resolución del Congreso el 3 de marzo de 1931 firmada por el entonces máximo dirigente del país Herbert Clark Hoover.

La ley de Estados Unidos 36/301 establece que durante la interpretación del himno nacional, cuando la bandera esté desplegada, todos los presentes, excepto aquellos que vayan uniformados, deberán permanecer en pie hacia la bandera con la mano derecha sobre el pecho. Los miembros de las Fuerzas Armadas y los veteranos que están presentes, podrán rendirle el saludo militar pero deberán mantenerlo desde la primera a la última nota. Los hombres sin uniforme, deben quitarse cualquier gorra y sombrero y sostenerlo con la izquierda mientras ponen la derecha sobre el pecho. La ley militar exige que todos los vehículos del lugar se detengan cuando empiece la música.

Sin embargo, el incumplimiento de estas recomendaciones no conlleva pena alguna. Este comportamiento está sujeto a la Primera Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos, que protege la libertad de expresión. Por poner un ejemplo, los Testigos de Jehová no cantan ni se ponen en pie ante el himno.

Pero ciñéndonos a lo que nos interesa, que es la interpretación del himno en los prolegómenos de la Super Bowl, ha habido multitud de cantantes y grupos que han arriesgado sus carreras en tan magnífica empresa, y es que ha habido más de un accidente y descalabro que ha pasado a los anales de la historia de la competición. 

Whitney

La actuación de Whitney Houston en la final de 1991 ha sido la mejor valorada por el público. Y es que concurrieron una serie de circunstancias que le añadieron emotividad al momento. El hecho de que 10 días antes se hubiera dado comienzo a la primera Guerra del Golfo hizo que se creara un clima propicio para que las emociones estuvieran a flor de piel y a esto se unió la voz de una diva de la canción que, con una inmaculada ejecución pudo entonar las notas más altas sin ningún tipo de problema. Hay que aclarar que la actuación tuvo truco, ya que la estrella de la música pop había grabado los acordes vocales semanas antes en un estudio de Los Ángeles, pero la sincronización fue perfecta y nadie lo notó. 

kelly

Otra de las grandes interpretaciones del himno fue la de la cantante y actriz Kelly Clarkson, durante la edición XLVI, que se realizó en el Lucas Oil Stadium de Indianápolis. La cantante de “American Idol”, sorprendió gratamente al público cantando con un tono dulce y sin intentar llegar a las notas más altas, sabedora de sus limitaciones. Clarkson contó con un coro de niños y niñas que actuaron como acompañamiento.

aretha

Especialmente emotiva fue también la llevada a cabo por un trío de auténtico lujo: Dr. John, Aaron Neville y Aretha Franklin en el 2005, se unieron para cantar el himno en homenaje a la víctimas del huracán Katrina en Nueva Orleans. A partir de la mitad de la canción la gran Aretha tomó el mando y dejó de oírse la voz de sus acompañantes ante el torrente que emanaba de sus cuerdas vocales. 

aliciakeys

Por último, la también cantante y actriz Alicia Keys, llevó a cabo una conmovedora interpretación, en clave de jazz, del himno durante la Superbowl XLVII, con la única compañía de un piano de cola blanco situado en el medio del campo. Inmediatamente se convirtió en trending topic mundial. Fue tal su éxito que repitió en 2008, dejando claro que no se trataba de ‘playback’ como habían hecho otras cantantes. 

christinaaguilera

La que ha sido catalogada como la peor interpretación del himno fue la llevada a cabo por la cantante y actriz Christina Aguilera en 2011. La estrella del pop se olvidó de parte de la letra y como solución decidió cambiar por completo una de las estrofas. Seguramente debido a los nervios del directo, también desafinó por momentos. De hecho, tras su actuación se disculpó aduciendo una gran emoción como causa de sus errores. 

Otros muchos cantantes y grupos han sido los elegidos para este momento tan importante: Bandas de las universidades de Michigan y Arizona en 1967, Banda de la Universidad Grambling en 1968, Anita Bryant (por expreso deseo de los astronautas) 1969, Al Hirt en 1970, Tommy Loy en 1971, Academia Coral de la Fuerza Aérea de Estados Unidos en 1972, “Angelitos” de la Iglesia de los Ángeles Benditos de Chicago (en tributo a la tripulación del Apolo 17) en 1973, Charlie Pride en 1974, Banda de la Universidad Grambling en 1975, Tom Sullivan en 1976, Vicki Carr en 1977, Phyllis Kelly en 1978, The Colgate Thirteen en 1979, Cheryl Ladd en 1980, Helen O’Connell en 1981, Diana Ross en 1982, Leslie Esterbrook en 1983, Barry Manilow en 1984, Coro de Niños de San Francisco en 1985, Wynton Marsalis en 1986, Neil Diamond en 1987, Herb Alpert en 1988, Billy Joel en 1989, Aaron Neville en 1990, Whitney Houston en 1991, Harry Connick Jr (Lori Hilary interpretó el himno en lenguaje para sordos) en 1992, Garth Brooks (Marlee Matlin lo interpretó para sordos) en 1993, Natalie Cole (Courtney Keel Foley) en 1994, Kathie Lee Gifford (Heather Whitestone) en 1995, Vanessa Williams (Mary Kim Titla) en 1996, Luther Vandross (Erika Schwarz) en 1997, Jewel (Phylis Frelich) en 1998, Cher (“Speaking Hands”) en 1999, Faith Hill (Briarlake Elementary School Singing Choir) en 2000, Backstreet Boys (Tom Cooney) en 2001, Mariah Carey (Joe Narcisse) en 2002, Dixie Chicks (Janet Maxwell) en 2003, Beyoncé (Suzanna Christy) en 2004, coros militares y universitarios en 2005, Dr. John, Aaron Neville y Aretha Franklin en el 2006, Carrie Underwood en 2007, Alicia Keys en 2008, Jennifer Hudson en 2009, Christina Aguilera en 2011, Kelly Clarkson en 2012, Alicia Keys en 2013, Renée Fleming en 2014.

 

Letra

THE STAR-SPANGLED BANNER

I

O say, can you see, by the dawn’s early light,

What so proudly we hailed at the twilight’s last gleaming,

Whose broad stripes and bright stars,

through the perilous fight,

O’er the ramparts we watched were so gallantly streaming?

And the rockets’ red glare, the bombs bursting in air,

Gave proof through the night that our flag was still there.

O say, does that star-spangled banner yet wave

O’er the land of the free, and the home of the brave?

II

On the shore, dimly seen thro’ the mists of the deep,

Where the foe’s haughty host in dread silence reposes,

What is that which the breeze, o’er the towering steep,

As it fitfully blows, half conceals, half discloses?

Now it catches the gleam of the morning’s first beam,

In full glory reflected now shines in the stream:

‘Tis the star-spangled banner! O long may it wave

O’er the land of the free and the home of the brave!

III

And where is that band who so vauntingly swore

That the havoc of war and the battle’s confusion

A home and a country should leave us no more!

Their blood has washed out their foul footsteps’ pollution.

No refuge could save the hireling and slave

From the terror of flight, or the gloom of the grave:

And the star-spangled banner, in triumph doth wave

O’er the land of the free and the home of the brave!

IV

O thus be it ever when freemen shall stand

Between their loved home and the war’s desolation!

Blest with victory and peace, may the Heav’n-rescued land

Praise the Power that hath made and preserved us a nation.

Then conquer we must, when our cause it is just,

And this be our motto: «In God is our Trust.»

And the star-spangled banner in triumph shall wave

O’er the land of the free and the home of the brave!

LA BANDERA TACHONADA DE ESTRELLAS

I

Oh di, ¿puedes ver, con la primera luz de la aurora,

Lo que tan orgullosamente saludamos en el último destello del crepúsculo,

Cuyas amplias franjas y brillantes estrellas,

a través de tenebrosa lucha,

Sobre las murallas observábamos ondear tan gallardamente?

Y el rojo fulgor de cohetes, las bombas estallando en el aire,

Dieron prueba en la noche de que nuestra bandera aún estaba ahí.

Oh di, ¿sigue ondeando la bandera tachonada de estrellas

sobre la tierra de los libres y el hogar de los valientes?

II

En la orilla, escasamente visible entre la niebla del mar,

Donde la horda arrogante del enemigo en pavoroso silencio reposa

¿Qué es aquello que la brisa, sobre cimas más altas,

Caprichosamente ondula, mostrándose y ocultándose a un tiempo?

Ahora capta el resplandor del primer rayo del día,

En plena gloria reflejada ahora brilla en la corriente:

Es la bandera tachonada de estrellas! Oh que ondee largo tiempo

Sobre la tierra de los libres y el hogar de los valientes!

III

¿Y dónde está esa franja a la que tan firmemente juraron

Que los estragos de la guerra y la confusión de la batalla

No deberían dejarnos más un hogar y una patria?

Su sangre ha limpiado la contaminación de sus sucios pasos.

Ningún refugio podría salvar a los mercenarios y los esclavos

Del terror de la huida, o de la penumbra de la tumba:

Y la bandera tachonada de estrellas, triunfante ondea

Sobre la tierra de los libres y el hogar de los valientes.

IV

¡Oh, que siempre sea así cuando los hombres libres se mantengan firmes

Entre sus queridos hogares y la desolación de la guerra!

Benditos en la victoria y la paz, que la tierra rescatada por el Cielo

Alabe el Poder que ha logrado y que nos ha conservado como nación.

Luego conquistar debemos cuando nuestra causa sea justa

Y este sea nuestro lema: «En Dios está nuestra Confianza».

Es la bandera tachonada de estrellas! Oh que ondee largo tiempo

Sobre la tierra de los libres y el hogar de los valientes!

 

Fuentes: Wikipedia, http://www.bekia.es/sociedad/noticias/interpretacion-himno-estados-unidos, http://www.terra.com/deportes/articulo/html/fox81087.htm



pimendez

Hijo de la derrota y el alcohol, sobrino del dolor, primo hermano de la necesidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.