Actuaciones musicales en la Super Bowl: U2

La XXXVI edición de la Super Bowl estuvo marcada por los recientes atentados a las torres gemelas del 11 de septiembre de 2001. Los artistas invitados fueron el grupo irlandés U2, que rindieron un bonito homenaje a las víctimas.

El partido se disputó el día 3 de febrero de 2002 en el Louisiana Superdome de New Orleans, Louisiana; enfrentó a los campones de la NFC, los St Louis Rams y los de la AFC, los New England Patriots y éstos últimos obtuvieron su primer título después de dos finales perdidas (1986 y 1997), por un marcador de 20 a 17. Como anécdota el partido estuvo a punto de ir a la prórroga por primera vez pero lo evitó el quarterback Tom Brady (3 veces campeón de la NFL y dos veces MVP de la final incluida la presente), que en la última serie del juego guió a su equipo en una ofensiva donde sólo falló 3 pases de 8, a la yarda 30 y con diez segundos en el reloj el pateador Adam Vinatieri (primer pateador en conseguir cuatro títulos NFL, tres con los Patriots y uno más con los Colts) sumó un gol de campo de 48 yardas.

Centrémonos ya en el show del descanso. La organización eligió a los chicos de Dublín para una celebración que se presentaba especialmente emotiva tras el espantoso ataque perpetrado por el terrorismo yihadista y éstos no defraudaron.

u2

El estadio se convirtió en un maravilloso espectáculo de luces y música centrado en un escenario que fue rodeado por una pasarela con forma de corazón. Un gran número de fans se reunieron entre ambos y alrededor de la última inundando el césped. Empezó a sonar la música y la cámara se deslizó entre el público buscando a un Bono que hizo su entrada entre la gente dirigiéndose hacia el escenario donde le esperaba el resto del grupo (curiosamente en la retransmisión sólo aparecían chicas). Mientras entonaba las primeras estrofas del “Beautiful day”, el líder de la banda se unió a sus compañeros y el estadio se convirtió en una explosión de luz con el estribillo. Bono recorría la pasarela y el público enardecido se entregaba coreando la canción. El estruendo era ensordecedor el cantante se desgañitaba hacia el final de la canción contagiando al estadio.

Pero lo emotivo estaba por llegar.

u2_1

u2

Con los primeros acordes de “MLK” que fue el preludio de “Where the streets have no name” comenzaban a surgir, de detrás del escenario y proyectados en una tela que alcanzaba la altura del estadio y que hasta ese momento había pasado inadvertida, los nombres de las víctimas de los atentados.

u2_3

El grupo de entregó más si cabe y el éxtasis fue total. Era estremecedor ver el desfile de nombres que parecía no tener fin… y entonces se dejó caer la tela. Bono se llevó las dos manos al pecho haciendo la forma de un corazón y, con el último aliento y mientras la canción languidecía hacia su final, se agarró la parte izquierda de su cazadora y descubrió el forro, mostrando la bandera de EEUU como tributo a un país que estaba tratando de recuperarse de un golpe mortal. El estadio no daba crédito y le dedicaron una cerrada ovación.

Seguramente U2 habrá tenido un montón de mejores conciertos, pero posiblemente pocos tan emotivos como éste.
Fuentes: Wikipedia



pimendez

Hijo de la derrota y el alcohol, sobrino del dolor, primo hermano de la necesidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.