La nueva hornada del patinaje femenino, se avecina una nueva revolución rusa

Cuando hablamos de cualquier tipo de deporte de invierno, inmediatamente uno de los países que se nos viene a la mente es Rusia, (o antiguamente la Unión Soviética), y con razón; en este basto país, los deportes invernales son casi cuestión de estado, el Hockey Hielo, el Patinaje de Velocidad, el Bosleigh, las pruebas de Esquí de Fondo, son algunos de los muchos ejemplos en lo que siempre hay por medio algún participante ruso que opta al título.

Pero en un país con esta gran tradición de deportes invernales, hay un peso que recae desde hace décadas en las espaldas de la Federación Rusa de Patinaje, y es que una de las pruebas reinas en las modalidades de invierno es sin duda alguna el patinaje artístico sobre hielo, y dentro del mismo, esto ya es una opinión subjetiva, la disciplina más espectacular y bella es la de mujeres, (la elasticidad, el equilibrio, y la potencia que tienen estas chicas me parecen sobrehumanas), sin embargo, las patinadores rusas nunca han logrado doblegar a sus oponentes, principalmente las estadounidenses, las japonesas y las alemanas en menor medida, y eso a pesar de la gran ventaja con que cuentan en este país, cuna de grandes compositores, bailarines y coreógrafos, pues para los no iniciados en la materia, la puntuación en patinaje sobre hielo se divide en dos apartados; la mitad de la nota se otorga por el apartado técnico, es decir, todas las piruetas, acrobacias y pasos que componen el programa del participante. Por otra banda, el otro cincuenta por ciento de la nota viene dado por la presentación del programa, y ahí los rusos son unos maestros, tanto a la hora de escoger la música del programa, como la coreografía, sin contar que las patinadoras cuentan con una gran base de ballet, algo muy común en Rusia.

Tan solo a finales de los 90 y en el primer quinquenio del 2000, Irina Slutskaya dominó con puño de hierro la competición internacional, el palmarés de esta patinadora  es impactante: 2 Campeonatos del Mundo, 7 Campeonatos de Europa, 4 Campeonatos de Grand Prix, 1 Mundial Junior, y numerosas medallas de plata y bronce en estas mismas competiciones; además de una plata y un bronce en los Juegos Olímpicos, la única disciplina que se le resistió.

images

Irina Slutskaya

 

Pero antes y después de ella, nada, apenas unas cuantas medallas de consolación, una situación que en los últimos doce meses, se está revirtiendo por completo, un grupo de seis o siete jovencísimas patinadoras rusas ha irrumpido en el panorama internacional de forma imparable, y tras la retirada de la que ha sido la gran reina de este deporte en los últimos tiempos, la coreana Kim Yuna, unida al comienzo del declive de las otras grandes de este deporte, como la italiana Carolina Kostner y la japonesa Mao Asada, nos deja un panorama completamente expédito para que estas jóvenes dominen con mano firme la competición en los próximos años. A continuación os daré a conocer a las cuatro muchachas más representativas de esta impresionante camada, y haré un pequeño resumen de lo que ha sido el último año para ellas.

ADELINA SÓTNIKOVA (18 años)       images

PALMARÉS CATEGORÍA JUNIOR: 1 Grand Prix Junior, 1 Campeonato del Mundo Junior, 1 Medalla de Bronce en Campeonato del Mundo Junior, 1 Medalla de Plata en Juegos Olímpicos de la Juventud.

PALMARÉS CATEGORÍA SENIOR: 4 Campeonatos de Rusia, 2 Medallas de Plata en Campeonato de Europa, 1 Medalla de Oro en Juegos Olímpicos de Invierno.

Esta moscovita sin duda alguna ha dado que hablar largo y tendido durante el año pasado, desgraciadamente por motivos ajenos a ella, pero que la acompañarán el resto de su vida. Tras una gran carrera en categoría Junior, dio el salto a la gran competición con dos subcampeonatos de Europa, el último disputado en Budapest, le valió una plaza para representar a Rusia en las Olimpiadas de Sochi, en Rusia. Todo un honor, pero a la vez toda una presión por tener a todo el país detrás; la gran ventaja que tuvo fue que los pronósticos la situaban en segunda fila, por detrás de las grandes favoritas Kim Yuna, Carolina Kostner y Mao Asada y de la gran revelación mundial, la jovencísima de 15 años Julia Lipnitskaia, la gran baza rusa para el título.

Finalmente llegó el día de competición, en el programa corto, Yuna se hizo con la primera plaza, Adelina se posicionaba segunda y Kostner tercera, Asada y Lipnitskaia, en especial la japonesa, cedían a la presión y perdían opciones de título, pero quedaba el plato fuerte.

El día del programa libre, el Pabellón era un hervidero en favor de las patinadoras rusas, hasta el mismísimo Putin asistían al acto, con la esperanza de ver por fin un oro para el patinaje femenino ruso. Adelina completó una gran actuación, pero para algarabía general y sorpresa de todos los expertos, Sótnikova recibía 149 puntos por su programa, (una verdadera salvajada, teniendo en cuenta que el récord de mayor puntuación en la historia, lo obtuvo Yuna Kim en los juegos de Vancouver 2010 con 150 puntos, realizando un programa irrepetible).

Era el turno de Yuna, que una vez más demostró ser una de las mejores de la historia, y completando un gran programa, aguardaba para ver si revalidaba el título olímpico, pero los jueces le puntuaron su actuación con 144 puntos, lo que la colocaba en la segunda plaza de la general. Rusia lo había logrado por fin, el oro era para Adelina, pero toda la prensa internacional puso en duda las notas emitidas por los jueces, hablando de un amaño flagrante.

Mi opinión es que Adelina es un talento en bruto impresionante, la pobre chica no tiene culpa de nada, ella no se puntuó a si misma, probablemente no se mereció el oro, pero le quedan años por delante para demostrar su valía, y a buen seguro que lo hará. Desgraciadamente, esta temporada se la ha pasado en blanco por una lesión de tobillo, que le ha impedido disputar el campeonato ruso, y por lo tanto, no se ha clasificado para el Campeonato de Europa, ni ha podido disputar el Grand Prix. Ahora ya está recuperada, y pronto volverá a dar mucha guerra, aquí os dejo un video de una de sus actuaciones, sencillamente impresionante.

 

 

YULIA LIPNITSKAIA (16 AÑOS)     1408041088_lipnickaya-v-kepke

PALMARÉS CATEGORÍA JUNIOR: 1 Grand Prix Junior, 1 Campeonato del Mundo Junior, 1 Subcampeonato del Mundo Junior.

PALMARÉS CATEGORÍA SENIOR: 2 Subcampeonatos de Rusia, 1 Subcampeonato de Grand Prix, 1 Campeonato de Europa, 1 Subcampeonato del Mundo, Medalla de Oro por equipos en Juegos Olímpicos.

Esta joven nacida en Ekaterimburgo, irrumpió de la nada en el año 2014; tras una prometedora carrera como junior, Yulia saltó a senior convirtiéndose pronto en la sensación mundial del patinaje, una jovencita de tan solo 15 años había derrotado a la gran Carolina Kostner en el Europeo, con uno de los programas libres más increíbles jamás visto. Nadie se había atrevido con la banda sonora de La Lista de Schindler, pero Yulia lo tuvo claro, quería que esa fuera la música para su programa, su entrenadora y su coreógrafo se negaron, creían que era demasiado joven para esa sintonía, que no tendría la experiencia para mostrar el dramatismo de esa composición, Julia no quiso saber nada, e insistió diciendo:

-Quiero ser la chica del abrigo rojo (esta película está rodada en blanco y negro, a excepción de dos secuencias en donde aparece una niña con una chaqueta roja). índice

Y tras varios intentos, el excampeón ruso Ilia Averbukh, le proporcionó un programa a su medida, con el que Julia venció en el Europeo de Budapest y pasó a ser la comidilla en todos los medios de comunicación del planeta; como una niña podía mostrar semejante aplomo y expresión en la pista. El mismísimo Steven Spielberg, le envió una carta a Lipnitskaia, en donde la felicitaba y le mostraba la gran emoción que había sentido tras ver su actuación con la música de su película.

Pero en este deporte, como en otros muchos un día estás arriba y otro en el infierno. Llegaron los juegos de Sochi, Julia apenas podía salir de casa sin verse perseguida por aficionados y prensa, era la gran esperanza de la nación para obtener el oro, máxime cuando en los primeros días de competición colaboró decisivamente para ganar el oro por equipos, la presión no parecía afectarle, pero llegó el concurso individual y Yulia tuvo que conformarse con una meritoria quinta plaza; para alivio ruso, ya vimos que a pesar de todo el oro se quedó en casa, de la mano de Adelina.

Antes de poner fin a la temporada, todavía alcanzó el subcampeonato del mundo, por detrás de Mao Asada, pero a partir de este momento, las cosas han cambiado drásticamente para Lipnitskaia. La chica cumplió 16 años, y como niña que es, su cuerpo sufrió cambios; Julia creció, y eso para un patinador es la muerte, cuando un patinador ve modificada su estructura, durante un tiempo lo pasa fatal a la hora de ejecutar los saltos que con tanta facilidad realizaba antes, pues el centro de gravedad cambia y mientras no se habitúan a este cambio, no consiguen mantener el equilibrio de antaño.

En el Grand Prix de este año, logró dos segundos puestos en las pruebas de Francia y China, con otra maravilloso programa libre montado con la sintonía de Romeo y Julieta, pero en ambos casos, cometió errores que antes no cometía; era un anticipo de la catástrofe. Llegó a Barcelona para disputar la final del Grand Prix, y tras finalizar segunda el programa corto, las sensaciones parecían distintas, tal vez Julia ya tenía controlado a su cuerpo y sobre todo a su mente; lamentablemente, el programa libre terminó en desastre y tras varias caídas, finalizó quinta la gran final del Grand Prix. Sin apenas tiempo para recuperarse, acudió a los Campeonatos Nacionales, donde las tres mejores representarían a Rusia en el Europeo; Julia acabaría novena, y por lo tanto fuera de cualquier opción de defender el título continental del año anterior. Tras la debacle, anunciaría que ponía fin a la temporada, en busca de recuperarse, sobre todo anímicamente, pues en sus últimas actuaciones, evidenció que la edad por fin le ha pasado factura, y no ha sabido lidiar con los problemas que le han aparecido.

Creo firmemente en Julia, se que para la próxima campaña estará lista y dando guerra otra vez, lo de desconectar es lo mejor que podía hacer, porque patinar, no hay duda de que esta chica lo sabe hacer, aquí os dejo una muestra de los dos grandiosos programas con los que Lipnitskaia compitió estas dos últimas campañas, la elasticidad de esta muchacha es sobrehumana.

 

ELENA RADIONOVA (16 AÑOS)   índice

PALMARÉS CATEGORÍA JUNIOR: 1 Campeonato de Grand Prix, 2 Campeonatos del Mundo.

PALMARÉS CATEGORÍA SENIOR: 1 Campeonato de Rusia, 1 Subcampeonato de Rusia, 1 Subcampeonato de Grand Prix, 1 Subcampeonato de Europa.

Esta moscovita es la más joven de todas, acaba de cumplir el día de Reyes los 16 años, y su carrera es meteórica. La única chica capaz de ganar dos mundiales juniors consecutivos, y en su debut como senior, ha quedado subcampeona del Grand Prix, ganando las dos pruebas que disputó para clasificarse  a la final de Barcelona, ha quedado campeona de Rusia y ha perdido por menos de un punto el Europeo frente a Tuktamysheva.

La elasticidad de esta niña es increíble, pero lo que más destaca en ella es el coraje con que sale a la pista a hacer sus interpretaciones, no le tiembla el pulso en ningún momento. En cuanto gane un poco de experiencia y mejore sus notas en presentación, va a ser imparable, os dejo aquí un par de muestras de lo que es capaz de hacer esta cría, sencillamente sublime.

 

 

 

ELIZAVETA TUKTAMYSHEVA (18 AÑOS)   images

PALMARÉS CATEGORÍA JUNIOR: 1 Subcampeonato de Grand Prix, 1 Subcampeonato del Mundo, Medalla de Oro en Olimpiadas de la Juventud.

PALMARÉS CATEGORÍA SENIOR: 1 Campeonato de Rusia, 2 Subcampeonatos de Rusia, 1 Campeonato de Grand Prix, 1 Campeonato de Europa, 1 Medalla de Bronce en Campeonato de Europa.

Sin duda alguna, la parte final de 2014 y el comienzo de 2015, han sido los mejores meses en la vida de esta joven natural de Glazov. Pocos le auguraban un año tan bueno, después de que en el mes de marzo se rompiera un pie, que la tuvo tres meses de baja. Sin embargo volvió a tiempo para disputar el Grand Prix, quedando segunda en la prueba de Estados Unidos y primera en la de China, con lo que obtuvo los puntos necesarios para disputar la final de dicho evento en Barcelona.

En dicha final, no dio opción alguna, venció en el programa corto, y a pesar de la magistral actuación de Radionova en el libre, Tuktamysheva volvió a vencer en dicho programa, con una actuación memorable. Esta chica es la elegancia en persona patinando, además sabe conectar perfectamente con el público, la música que escogió esta campaña para su programa largo es muy marchosa, lo que le valía para ganarse a la gente rápidamente, soporta la presión como ninguna y ahora mismo es la número uno mundial.

Tras su triunfo en Barcelona, acudió a los nacionales, donde su gran rival en estos momentos, Elena Radionova se tomó cumplida venganza y la derrotó. Pero para desequilibrar la balanza, unas semanas después en el Europeo, otra vez Elizabeta vencía y se proclamaba campeona continental, tras ganar a Radionova por menos de un punto de diferencia tras los dos magníficos programas. Os dejo a continuación el  potente programa vencedor en el Europeo, sin palabras.

Aquí finaliza mi presentación de lo que es la nueva armada rusa, estas solo son las cuatro más representativas, pero hay unas cuantas más que pueden llegar lejos, como Anna Pogorilaya o Evgenia Medvedeva. Aunque nunca hayáis visto patinaje sobre hielo, o no tengáis mucha idea de este precioso deporte, por favor no dejéis de echarle un vistazo a estos videos, es imposible no emocionarse con estas chicas, además están perfectamente narrados en español.

Como colofón os dejo un video más, os prometo que es el último. Está en ruso, pero tiene subtítulos en inglés, narra la vida de Julia Lipnitskaia, es conmovedor y refleja toda la dureza por la que pasan estas patinadoras, que no dejan de ser unas niñas, os lo recomiendo.



estrellasolitaria

Soy un sufrido seguidor de los Cowboys que sigue viviendo de los tiempos pasados que fueron mejores que los actuales para mis vaqueros. El fútbol americano no es el único deporte que me gusta, ya que soy fan de casi cualquier deporte que exista.

2 Respuestas

  1. pimendez dice:

    El telón de acero y el boicot a la perestroika hicieron mucho daño al deporte ruso, nunca valorado por motivos estrictamente deportivos. Gran artículo Estrella Solitaria.

  2. estrellasolitaria dice:

    Muchas gracias, la verdad es que es una gozada ver a estas chicas, son arte puro, se defienden por si mismas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.