Mundial de Brasil – 3ª jornada

Tercera jornada del Mundial de Brasil. Después de la resaca de la goleada al actual campeón del mundo, nos encontramos con nada menos que cuatro partidos, para deleite de los aficionados.

Colombia – Grecia

Primero vimos a Colombia y Grecia, en el grupo C. Colombia se impuso por 3-0, jugando un buen partido ante los griegos, que nunca supieron o pudieron plantarle cara al partido. Armero marcó en el minuto 5,  demostrando el dominio inicial de su equipo en la primera parte. Pero poco  a poco los  griegos comenzaron a acercarse a la meta visitante, aunque sin demasiado acierto.

Al poco de la reanudación marcó Teófilo Gutiérrez, y esto acabó con las esperanzas griegas. Gekas lo intentó, pero su remate de cabeza se encontró con el larguero. Grecia se fue diluyendo poco a poco, y no conseguía generar demasiadas ocasiones. Ya en el descuento marcaba James el tercero y definitivo, y Colombia se coloca como primera de grupo.

Uruguay – Costa Rica

Después le tocó el turno al grupo D, en concreto Uruguay y Costa Rica, dos buenos equipos. Uruguay pronto se hizo con la ventaja en el marcador, gracias a un penalty sobre Lugano transformado por Cavani. Sin embargo esta ventaja no reflejaba el trabajo de los dos equipo. Aunque tuvieron algunas ocasiones de gol al comienzo, su juego no brillaba. Costa Rica se hacía con el ritmo del partido, que parecía demostrar mejor juego que los uruguayos. Ambos equipos tuvieron sus oportunidades, pero no hubo más goles en la primera mitad.

Costa Rica salió del vestuario dispuesta a remontar, y en el 54 marcó Campbell rematando con violencia dentro del área. Al poco, fue el turno de Duarte, rematando en plancha una falta lejana. El dominio sobre Uruguay era claro, ofreciendo mejor juego y llevando sensación de peligro en cada ataque. Consiguieron aguantar el chaparrón y retomaron cierto control, apretando los dientes porque sabían que se la jugaban, pero sin demostrar acierto en ataque. Finalmente, fue Ureña el que consiguió marcar y cerrar el partido con el 1-3 al marcar ante la salida del portero. Todos creíamos que los favoritos del grupo eran los europeos, pero esta jornada se coloca Costa Rica como líder, y ofreciendo una gran imagen que invita al optimismo.

Inglaterra – Italia

El otro partido del grupo D enfrentó a Inglaterra e Italia. Sin duda un partido interesante a priori. Y los equipos no defraudaron. Italia toca el balón desde atrás, intentando llevar el peso del partido, manteniendo la posesión y llegando por el medio con balones cortos. Además, Pirlo destila calidad en cada pase, en cada jugada, en cada salida del balón. Enfrente, pura velocidad. A Inglaterra no le importa defender, aguantando todo lo que le echen encima, hasta que recuperan el balón. Entonces salen como flechas, buscan la banda y luego el centro a la entrada en carrera del rematador. Rápidos y letales.

Con esto uno se puede hacer la idea de cómo fue el partido. En la primera parte Italia dominó, aunque con no demasiado peligro, que sí sufría el portero italiano, con varios tiros lejanos muy peligrosos. Hasta que apareció Pirlo, que con una genialidad dejó sólo a Marchisio que disparó desde la frontal raso y ajustado, golazo. Inglaterra no tuvo que esperar demasiado para su recompensa, ya que en la siguiente jugada con un pase largo a banda, que Rooney centra y remata Sturridge contundentemente. Los últimos diez minutos fueron abiertos, con varias ocasiones claras en cada portería.

La segunda comenzó con un gol tempranero de Balotelli. A partir de aquí, el peligro venía de cualquier lado y a menudo. Inglaterra dio un paso al frente e Italia tuvo que agazaparse. Sterling y Rooney fueron los más activos, pero no consiguieron el premio que deseaban, aunque lo intentaron incesantemente. En definitiva, un gran partido de los dos equipos, y una demostración de que Pirlo estará entre los grandes de la historia del fútbol, ya que hasta andando demuestra la clase que tiene, y le da tiempo a tirar una falta al larguero en el descuento.

Costa de Marfil – Japón

Por último, el segundo partido del grupo C, Costa de Marfil y Japón. Los «elefantes» se hicieron con el partido, llevando la iniciativa y demostrando que son mejor equipo que los japoneses. Pero como ocurre a menudo, los goles no entienden de eso, y Honda marcó en el 15′ con un gran disparo. Esto animó a su equipo, que parecía recuperar el balón y jugarlo, pero enseguida se difuminó y Costa de Marfil dominó el resto del primer tiempo.

En la reanudación el partido comenzó muy abierto. Los dos equipos tuvieron sus ocasiones, y fueron finalmente los marfileños los que marcaron por medio de Wilfred Bony y Gervinho, dos goles en dos minutos que los recompensaban por el juego mostrado. Los japoneses tenían 20 minutos para tratar de remontar, pero no conseguían el balón. Aún tuvo Drogba una muy clara para sentenciar, pero su disparo fue rechazado por un defensa.



m0uch0

Vivo para la informática, entreno para la Super Bowl y me crié con la Super Nintendo. Intento escribir sobre tecnología en http://cafedixital.com y de deporte en http://bloginterference.com

1 respuesta

  1. pimendez dice:

    Menudo tute de partidos te has tragado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.