Ayrton Senna, 20 años sin el más grande (1)

El pasado 1 de mayo se cumplieron 20 años del fallecimiento del para mí más grande piloto de todos los tiempos, el gran Ayrton Senna. Y con un poco de retraso, aunque más vale tarde que nunca, quiero dedicar esta crónica a mi gran ídolo, el que me hizo aficionarme a este gran circo que es la Fórmula 1. Hoy os quiero contar un poco la vida de este genio del volante.

Ayrton Senna da Silva nació el 21 de marzo de 1960 en Sao Paulo. Como dato curioso hay que decir que el apellido Senna es el de su madre, en realidad Silva es su primer apellido, pero cuando llegó a Europa para iniciar su carrera automovilística, lo hizo en Inglaterra, donde a los ingleses les costaba horrores pronunciar la palabra Silva, y por ello decidió cambiarse el orden de los apellidos. Sus inicios en el mundo del motor fueron a una edad muy temprana. Con cuatro años su padre le regaló un kart y el crío desde el primer instante dio muestras de su pericia al volante y de que los vehículos eran su vida. Su primera carrera de karts la disputó con 8 años frente a chicos de incluso 20 años.

tn_ayrton_senna_momentos002 tn_ayrton_senna_momentos004

Debutó en un campeonato oficial a los 13 años, y con 16 se adjudicaba el Campeonato Paulista de karting. Tan solo un año después quedaba campeón sudamericano de karting. En 1979 y 1980 quedaba subcampeón del mundo de karting, algo inaceptable para él, que lo quería ganar todo. Gran parte de la culpa de no ganar, era por los problemas que tenía como brasileño para disputar carreras sobre lluvia, pues no estaba habituado a conducir en esas condiciones.

Pero eso no iba a ser obstáculo para Senna. Su hermana comenta que, tras perder una de esas carreras bajo la lluvia, se pasó varios días sin ir a casa ni tan siquiera para comer. Se pasó todos esos días conduciendo su kart sobre pistas mojadas para mejorar su técnica y vaya si la mejoró. A pesar de haber destacado en su carrera en la Fórmula 1 en muchas facetas, la principal es sin duda la insultante superioridad que demostró a lo largo de su vida en las carreras en mojado, merced a esos años de entrenamiento con el kart. El propio Senna llegó a confesar que con lo que más se divirtió conduciendo fue con los karts, gracias a ellos pudo pulir su conducción y después usar sus conocimientos en la Fórmula 1.

En 1981 Senna emigró a Inglaterra para dar un paso adelante en su carrera en busca del gran objetivo, que era la Fórmula 1. No defraudó y ganó el campeonato Rac de Fórmula Ford 1600. Sin embargo, tras acabar la temporada, la falta de patrocinadores y la presión familiar para que regresase a casa a trabajar en el negocio familiar, hicieron que Ayrton preparara las maletas y se volviera a Brasil. Por suerte, Dennis Rushen, el patrón de una escudería de Fórmula 2000, la siguiente categoría a la Fórmula Ford, antes de que Senna partiera le ofreció un contrato en su escudería y el brasileño regresó a Inglaterra para seguir haciendo lo que más le gustaba, ganar carreras y campeonatos, en el 82 se proclamó campeón de Europa y campeón de Inglaterra de Fórmula 2000. Al año siguiente, en el 83, participó en la Fórmula 3 británica. Tras una enconada batalla con Martin Brundle, el brasileño se hizo con el campeonato en la última carrera.

tn_ayrton_senna_momentos005

 

En 1984 los equipos de Fórmula comenzaron a fijarse en él, y así varias escuderías lo invitaron a realizar tests con sus monoplazas. y finalmente, la modesta escudería Toleman le ofrecería un asiento para competir en la mayor competición automovilística.

Su debut no podría ser mejor. En la segunda carrera ya lograba su primer punto en Sudáfrica, en el siguiente gran premio en Bélgica, volvía a sumar otro punto y dos carreras después, en Mónaco, alcanzó una de las mayores gestas de la historia de este deporte. En un día infernal, con la carrera en riesgo de suspensión por estar el circuito urbano monegasco muy mojado, y con la amenaza de que la lluvia apareciera en cualquier momento, Senna partía desde la decimotercera posición de parrilla. Tras una carrera increíble, con adelantamientos en un trazado en los que adelantar es casi imposible, Senna finalizaba segundo por detrás de Prost, después de que la dirección de carrera decidiera suspender la prueba en la vuelta 31, cuando el brasileño le estaba restando cuatro segundos por vuelta al francés y ya solo se encontraba a siete de este.

fotos_toleman_84_04

Senna conduciendo el Toleman.

En esa temporada de 1984, todavía lograría dos podios más, dos terceros puestos en Gran Bretaña y Portugal, finalizando el Mundial noveno, con 13 puntos.

En 1985 firmaría por la escudería Lotus. En su segunda carrera, Ayrton lograba su primera pole position en el Gran Premio de Portugal, rematada con su primera victoria, cómo no, en condiciones climáticas adversas, y sacándole más de un minuto al segundo clasificado. Más tarde, en el Gran Premio de Austria, terminaría segundo al igual que en Holanda e Italia, y vencería de nuevo en Spa, cómo no, bajo lluvia. Senna finalizaría cuarto esa temporada.

fotos_lotus_85-87_03

Senna con el Lotus.

En el 86 continuaría en Lotus. Comenzó en Brasil con un segundo puesto y ganó en Jerez por solo catorce milésimas a Mansell, logrando así liderar el Mundial por primera vez en su carrera. Pero los problemas mecánicos del Lotus le privaron de finalizar el torneo en una mejor posición, pues solo pudo vencer en Detroit, además de lograr otros seis podios, para acabar de nuevo cuarto en la general.

En el 87 Lotus lograba hacerse con los motores Honda que habían llevado a Williams a vencer la temporada anterior. El salto de calidad fue notable.

Comenzó con podio en San Marino, abandonó en Spa y ganó después en Mónaco y Detroit, liderando de nuevo el campeonato. Pero Williams se volvió a mostrar intratable y un frustrado Ayrton finalizó la temporada tercero y anunciando su marcha a McLaren.

En el 88 se unió finalmente a una escudería ganadora, y además teniendo como compañero a Prost. Desde luego el francés se había metido al enemigo en casa, y los duelos entre ambos pilotos pasaron a la historia.

En ese año tras repartirse victorias, abandonos y rifirrafes con Prost, se llegó a la última carrera con el título en juego en Japón. Senna salía desde la pole, pero en la salida su coche se caló y bajó hasta la decimocuarta posición, lo que le dejaba casi sin opciones al título. Pero los McLaren eran tan superiores que en la vuelta once Ayrton ya estaba tercero. Para gran alivio suyo comenzó a llover y, por supuesto, ya nos imaginamos cómo terminó la carrera. Senna logró adelantar a un Prost que además tenía problemas en la caja de cambios, y se hacía con su primer título mundial con 28 años. Los McLaren habían vencido en 15 de las 16 carreras del campeonato.

Si el año 88 fue duro y disputado hasta el final, el año 89 fue directamente la guerra. Prost y Senna no se soportaban, dos gallos en el mismo gallinero era excesivo y ya desde el comienzo del campeonato los roces entre ambos se sucedieron, dentro y fuera de la pista.  Ayrton ganó tres de las cuatro primeras carreras y se distanció en el liderato. Sin embargo, a partir de ahí todo fue un desastre. Bien por problemas mecánicos o bien por errores de pilotaje por arriesgar mucho más de la cuenta, Senna acumuló un montón de abandonos que le pusieron en bandeja el Mundial a Prost.

fotos_mclaren_91_31

Senna con el McLaren.

El título se decidió en la penúltima carrera en Japón, cuando Senna necesitaba ganar para seguir vivo, pero ambos pilotos colisionaron, al tratar el brasileño de pasar por un lugar muy difícil y el francés cerrarle el paso.

Tras el choque, Prost quedó fuera y Ayrton pudo continuar, gracias a los comisarios que le ayudaron a arrancar el coche. Luego de ponerse en marcha, tuvo que parar en boxes a cambiar el alerón y a partir de ahí comenzó una gran remontada, que le llevaría al triunfo, triunfo que le fue quitado inmediatamente, por la acción antes comentada, pues los comisarios no podían ayudar al piloto. Senna perdió el Mundial y despotricó contra la FIA por su sanción, pero el campeonato fue para un Prost que se marcharía a Ferrari a la siguiente campaña.

Aquí tenéis el video del momento señalado.



estrellasolitaria

Soy un sufrido seguidor de los Cowboys que sigue viviendo de los tiempos pasados que fueron mejores que los actuales para mis vaqueros. El fútbol americano no es el único deporte que me gusta, ya que soy fan de casi cualquier deporte que exista.

1 respuesta

  1. pimendez dice:

    El más grande eres tú, rey. En el TOCA no hay quien te tosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.