Ayrton Senna, 20 años sin el más grande (2)

La temporada 90 fue de nuevo un duelo Prost vs. Senna. Acabando la temporada, Senna llevaba seis victorias y Prost cinco, con 11 puntos de ventaja a favor del brasileño y dos carreras por disputar. De nuevo llegábamos a Suzuka, y Senna se hacía con la pole, sin embargo, Balestre, el presidente de la FIA, que no podía ni ver al brasileño, decidió cambiar el lado de salida y puso a Senna con la pole por el lado sucio, y a Prost que era el segundo, por el lado limpio en la salida. Lógicamente pasó lo que tenía que pasar. Prost sobrepasó a Senna al arrancar, pero el brasileño, picado, decidió colisionar con el francés quedando ambos fuera y haciéndose con el título a falta de una carrera. Años más tarde, Senna admitió chocar adrede en protesta por el trato injusto que el consideraba haber recibido de la FIA.

Os pongo el enlace de la venganza de Senna.

En 1991 Ayrton Senna ganó siete carreras en la temporada y alcanzó su tercer Mundial, en apretada lucha con Mansell. En esta temporada Senna lograba la primera victoria de su carrera en Brasil. Otro dato curioso sucedió en Silverstone, donde Mansell ganó la carrera y en la vuelta de celebración recogió a un Senna que se había quedado sin gasolina en la última vuelta para que, subido en su monoplaza, el brasileño cruzara la meta sin coche.

1992 fue para olvidar. Los Williams eran muy superiores mecánicamente y McLaren no estuvo a la altura en todo el año. Senna acabaría cuarto el Mundial. Tras terminar la temporada, Senna no tenía contrato y su deseo era irse a Williams, pues creía que el McLaren no tenía potencial para el año siguiente. Sin embargo, a pesar de que se ofreció a correr gratis con Williams, finalmente no se pudo concretar el fichaje, pues para esa temporada el otro piloto de la escudería iba a ser Prost, que prohibió literalmente el fichaje del brasileño. Así pues, Ayrton Senna decidió firmar por tan solo una carrera con McLaren, para comprobar si el monoplaza era competitivo y, de ser así, ir prorrogando su contrato carrera a carrera.

Los Williams tenían un motor mucho más potente, pero aún así Senna acabó segundo en la primera carrera del año en Sudáfrica. Finalmente accedería a correr el campeonato entero, ganaría por última vez en Brasil y en la carrera de Reino Unido lograría una de las mayores victorias de Ayrton y de la historia de la Fórmula 1. Con un clima cambiante, Senna ganó y solo, dejó de doblar al segundo clasificado Damon Hill, incluso dándose el gusto de doblar al tercero, su rival Prost.

A pesar de la inferioridad de McLaren, todavía ganaría unas cuantas carreras más, y terminaría como subcampeón de nuevo por detrás de Prost, algo inaceptable para Ayrton. Como prueba de su frustración, podemos hablar del incidente en la penúltima carrera de la temporada, cómo no en Japón, donde tras luchar por la victoria con Prost, el brasileño se vio obstaculizado por el piloto doblado Eddie Irvine, impidiéndole pasar al francés, lo que propició que al final de carrera Senna se dirigiera al box del irlandés y lo agrediera.

Llegó 1994 y Ayrton Senna abandonaba McLaren para fichar por los potentes Williams. Al menos así se habían mostrado en las campañas anteriores. Su fichaje por Williams trajo como consecuencia que Prost, al que le restaba un año de contrato y que defendía su título mundial, decidiera anticipar su retiro y dejar las carreras para no tener que vérselas de nuevo con el brasileño.

fotos_williams_94_07

Senna con Williams.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pero ese año hubo un cambio de reglamentación, se eliminó la suspensión activa y el control de tracción y los Williams seguían siendo los más rápidos, eran completamente ingobernables en curva. Por contra, un joven Schumacher con los sorprendentes Benetton, se mostraba mucho más eficaz, con un vehículo más lento pero más conducible. Otro aspecto que molestaba mucho a Ayrton y que a la postre sería crucial, era el habitáculo del monoplaza inglés, pues era demasiado pequeño y Ayrton apenas cabía dentro, lo que le provocaba una gran incomodidad. En la primera carrera en Brasil, Senna partió desde la pole, pero se vio rebasado por Schumacher y en su intento de remontarle al alemán, tuvo un incidente y se tuvo que retirar. El Mundial empezaba mal para Ayrton. La siguiente carrera era en Japón y otra vez Senna salía desde la pole, pero a lo largo de la carrera sufría dos impactos contra rivales y volvía a abandonar, mientras que Michael ganaba de nuevo.

Finalmente, el 1 de mayo de 1994 se disputaba el Gran Premio de Imola, una carrera marcada por la tragedia, pues en los entrenamientos, el piloto austriaco Roland Ratzenberger había perdido la vida en un accidente. Se inició la carrera y de nuevo un incidente hizo salir el safety car, lo que provocó que los neumáticos del Williams se enfriaran e incluso se encogieran, debido al lamentable diseño de los Williams (algo de lo que Senna llevaba quejándose todo el año y en lo que la escudería inglesa estaba trabajando e intentando subsanar, sin éxito). Este encogimiento de las gomas hacía que en las curvas, el chasis del monoplaza rozara en el suelo, lo que finalmente provocó la rotura de la barra de dirección en la curva de Tamburello, haciendo que Senna siguiera recto e impactara contra el muro. En el impacto la suspensión se rompió y una varilla le atravesó la visera del casco y se le incustró en el cráneo. Eso unido a la gran desaceleración que sufrió el brasileño le provocó la muerte. A pesar de la traqueotomía a la que fue sometido en el mismo lugar del accidente y de ser evacuado en helicóptero inmediatamente, pocas horas después fallecía uno de los más grandes de la historia, por culpa de la escasa calidad del Williams y de sus piezas, algo que en el posterior juicio, la escudería inglesa negaría rotundamente, tratando de tapar lo evidente.

Cuando los comisarios tras el accidente procedían a retirar el monoplaza siniestrado, hallaron dentro una bandera de Austria que Senna guardaba para, en caso de ganar, homenajear al piloto austriaco fallecido el día anterior. Aquí os dejo un vídeo, cortesía de Antena 3, del día en que Ayrton sufrió el accidente. En él también se ve el accidente mortal de Ratzenberger y otro espectacular que sufrió Barrichello. Os lo recomiendo, aunque aviso que las imágenes son impactantes.

Su cuerpo fue enterrado en el cementerio de Morumbí de Sao Paulo. El féretro fue llevado por las calles en un coche de bomberos, seguido por más de 2 millones de personas. Fue enterrado con honores de Jefe de Estado y al funeral acudieron varios de los más grandes pilotos de la historia, incluido su archienemigo y odiado rival Alain Prost.

fotos_1_de_mayo25 fotos_1_de_mayo24

Lo único positivo que trajo el fallecimiento del astro brasileño fue que, a partir de ese instante, la FIA tomó cartas en el asunto y modificó drásticamente el reglamento, en busca de que los monoplazas fueran mucho más seguros y los pilotos tuvieran una mayor seguridad a la hora de sufrir accidentes. De hecho, hasta el día de hoy, ningún piloto ha vuelto a perder la vida en una carrera de Fórmula 1. Lástima que se tuviera que ir uno de los grandes para que modificaran el reglamento.

Senna falleció con 41 victorias en grandes premios, tres títulos mundiales, 80 podios y 65 poles (durante años ostentó el récord de poles en la historia de la Fórmula 1). Nunca sabremos los que conseguiría de haber sobrevivido y seguir compitiendo. Se marchaba probablemente el piloto con más hambre y más ganas de ganar de la historia de la Fórmula 1. Para Senna terminar segundo era un fracaso, célebre es la frase que dijo en una ocasión «Lo importante es ganar. Todo, siempre. Esa historia de que lo más importante es competir no pasa de ser demagogia».

Otra anécdota impactante es la de un amigo de Senna, Mauro, que fue el primer mecánico de karts que tuvo Ayrton. En 1993 se encontró con Senna y le pidió que le firmara una cazadora azul que llevaba. Ayrton se la firmó y le puso una dedicatoria, «para el cabronazo de Mauro». Durante la conversación que mantuvieron, Mauro se preocupaba por los cambios de reglamento para la temporada 94, pues sin control de tracción, los coches serían mucho más peligrosos. Por ello le dijo a Senna:

«Ayrton, ¿por qué no fichas por un lindo equipo percherón como Ferrari?

Y Senna respondió:

«No, tengo que estar en Williams, es el coche más rápido, no me cabrees Mauro», después se calló y un minuto más tarde le dijo:

«Estoy aquí para ganar, perder o morir», a continuación le firmó la cazadora.

Otras frases célebres de Ayrton  Senna fueron:

«Si tengo un accidente, prefiero morir, soy una persona demasiado activa para pasar el resto de mi vida en una silla de ruedas».

«No sé conducir de otra forma que no sea arriesgada. Cuando tengo que sobrepasar, sobrepaso. Cada piloto tiene un límite. El mío es un poco arriba del de los otros».

“Tengo miedo a la muerte y al dolor, pero convivo con eso. El miedo me fascina”.

Pocos meses antes de morir, Senna había creado una fundación en Brasil que llevaba su nombre, en busca de ayudar a los niños más necesitados. Hoy en día aún es presidida por su hermana Vivian y se calcula que ha podido ayudar a más de ocho millones de niños brasileños.

Este es un pequeño resumen de la vida de mi gran ídolo en la Fórmula 1, un piloto muy religioso, que a menudo decía que hablaba con Dios, pero que era consciente como él dijo una vez, de que tarde o temprano acabaría perdiendo la vida con un volante en la mano, era su sino.

Nunca te olvidaré Ayrton, nos has dado momentos inolvidables. Gracias por todo.



estrellasolitaria

Soy un sufrido seguidor de los Cowboys que sigue viviendo de los tiempos pasados que fueron mejores que los actuales para mis vaqueros. El fútbol americano no es el único deporte que me gusta, ya que soy fan de casi cualquier deporte que exista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.