Videojuegos de deportes (II). Daley Thompson’s Decathlon

Y cayó el primero de olimpiadas.

daley thompson

El mítico Francis Morgan Thompson (nacido el 30 de junio de 1958 en Londres, Inglaterra), conocido como Daley Thompson –en honor a su padre-, da nombre a esta saga de videojuegos sobre la dura prueba del decatlón, de la que fue todo un campeón conquistando numerosos campeonatos incluidos el oro olímpico en Moscú 1980 y Los Angeles 1984 y estableciendo la que, hasta entonces, era la mejor marca en unos Juegos Olímpicos con 8847 puntos (https://es.wikipedia.org/wiki/Daley_Thompson).

En cuanto a la prueba que mide al atleta más completo, se compone de 10 disciplinas de atletismo: 100 metros lisos, salto de longitud, lanzamiento de peso, salto de altura, 400 metros lisos, 110 metros vallas, lanzamiento de disco, salto con pértiga, lanzamiento de jabalina y 1500 metros lisos.

La dificultad de la misma no solo reside en las variantes que debe dominar el deportista, sino en el hecho de que debe disputarlas en dos días consecutivos.

Algunas de las reglas más interesantes son:

  • En salto de longitud y lanzamientos sólo se podrán realizar tres intentos.
  • En las carreras, todos los atletas serán advertidos en caso de haber una salida nula, la siguiente nula supondrá la expulsión del causante.
  • Todo atleta que no intente tomar una salida o hacer un intento en concursos no será autorizado a salir, se considera que ha abandonado la competición y no aparecerá en la clasificación final. Cuando desee retirarse deberá notificarlo al juez árbitro.
  • El juez árbitro tiene la potestad para confeccionar los grupos que competirán juntos tratando de igualarlos en la medida de lo posible ateniéndose a sus marcas.
  • El sistema de puntuación se basa en las siguientes fórmulas:
    • Para eventos de pista: Puntos=INT(A*(B-P)C)
    • Para eventos de campo: Puntos=INT(A*(P-B)C)

A, B y C son parámetros que varían con la disciplina, como se muestra en la tabla, mientras que P es la marca obtenida por el atleta, medida en segundos (eventos de pista), metros (lanzamientos), o centímetros (saltos).

EVENTO A B C
100 M 25.4347 18 1.81
SALTO DE LONGITUD 0.14354 220 1.4
LANZAMIENTO DE PESO 51.39 1.5 1.05
SALTO DE ALTURA 0.8465 75 1.42
400 M 1.53775 82 1.81
110 M VALLAS 5.74352 28.5 1.92
LANZAMIENTO DE DISCO 12.91 4 1.1
SALTO CON PERTIGA 0.2797 100 1.35
LANZAMIENTO DE JABALINA 10.14 7 1.08
1500 M 0.03768 480 1.85

daley thomsons decathlon

En el año 1984, la empresa Ocean –por aquel entonces, una de las punteras del sector y que creó multitud de videojuegos a partir de películas (Rambo, Robocop, Batman, The Addams Family, Los intocables, Darkman, Total Recall entre otras)- desarrollaba el “Daley Thompson’s Decathlon” para Commodore 64, Amstrad CPC y Sinclair ZX Spectrum, basado en el “Track & Field” de Konami que viera la luz un año antes, fruto de un acuerdo con la compañía Japonesa para adaptar sus juegos arcade a los microordenadores.

Por supuesto, el juego incluía todas las disciplinas y la mecánica era muy simple con un par de teclas para correr y una para saltar o lanzar según la prueba que correspondiera. Los teclados demostraban su dureza ante los ataques de nuestros dedos por alcanzar la máxima velocidad posible que nos acercara a las mejores marcas.

Los gráficos eran muy coloristas, exprimiendo las posibilidades cromáticas de una generación de ordenadores que, con sus limitaciones, ofrecían unas posibilidades más que aceptables de diversión. La jugabilidad estaba muy ajustada y no era fácil obtener buenas marcas. Había pruebas especialmente “fáciles”, como los 100 metros lisos en la que se trataba única y exclusivamente de aporrear el teclado para conseguir la máxima velocidad posible y había otras que requerían una mayor habilidad como los saltos y los lanzamientos porque había que encontrar el momento justo para pulsar el botón y conseguir el ángulo correcto. A mí se me daba especialmente mal el salto de altura y solía acabar con tres nulos.

El único caso en el que no era necesario matarse a destrozar teclas eran los 1500 metros, que era quizás el más aburrido porque había que fijar la velocidad a la que corría el atleta pero con cuidado de no cebarse porque tenía una barra de energía que, si bajaba demasiado, el corredor se agotaba.

daley thomsons decathlon c

El menú de inicio no era especialmente elaborado y aparte de permitir seleccionar con qué dispositivo ibas a jugar: teclado o joystick y el número de jugadores sólo incluía una animación del muñeco con el que competías corriendo sobre una línea de puntos que parecía interminable.

La perspectiva era lateral, salvo en el lanzamiento de disco que era cenital y sólo se veían la cabeza y los brazos (usando mucho la imaginación).

Las animaciones no eran especialmente brillantes aunque tenía su gracia la reacción del muñeco: cuando lo hacías bien, el muñeco agitaba los brazos enfervorizando al público y cuando tu resultado dejaba mucho que desear, el muñeco se limitaba a rascarse la cabeza y se oía un lamento.

Al final, si ganabas aparecía un podio con el muñeco celebrándolo y un guiño a “Carros de fuego” con la melodía compuesta por Vangelis.

 

El juego tuvo dos secuelas: Daley Thompson’s Supertest, que añadía nuevas pruebas:

 

 

y Daley Thompson’s Olympic Challenge, que mejoraba el aspecto gráfico notablemente y en el que incluso tenías que entrenar en el gimnasio para que mejoraran los resultados, además había que elegir un modelo de zapatillas para cada prueba, todas ellas ADIDAS.

 



pimendez

Hijo de la derrota y el alcohol, sobrino del dolor, primo hermano de la necesidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.