El himno del Barça, un icono cultural

Photo by Luis Miguel Bugallo Sánchez (Lmbuga) CC (License)

Los clubes de fútbol ya hace tiempo que han dejado de ser entidades puramente deportivas. Se han convertido en herramientas emocionales capaces de generar sentimientos de pertenencia a una determinada ciudad. La construcción de la identidad de una entidad deportiva pasa por la canalización de elementos que van más allá de sus futbolistas. Aspectos como los colores, el estadio, el escudo o el himno -en su totalidad y complejidad- son la identidad de un club.

Hoy queremos hablar de una de las entidades deportivas más antiguas y con más tradición del mundo del fútbol. Un club que desde 1899 ha conseguido reunir a miles de personas cada fin de semana para vivir sus glorias deportivas. Un club nacido para ganar ubicado en una de las ciudades más importantes del Mediterráneo: el FC Barcelona. El Barça se fundó a finales del siglo XIX, en un contexto histórico efervescente. Se vive de lleno el positivismo científico en las calles y es una época de eclosión en todos los sentidos, en el cine encontramos el Quinetoscopio, -relacionado con Thomas Edison-, Wagner en la música, el magnífico Dostoevski y su libro «El jugador» en la literatura o Cézanne como padre de la pintura moderna. Barcelona también bebió de todas las innovaciones que aparecían en ese momento, y el fútbol supo anclar sus raíces en la Ciudad Condal gracias a la inmigración. Fue Joan Gamper quien fundó en 1899 una institución indisociable ya al nombre de la ciudad. Se ha escrito muchísimo sobre su historia; desde su fundación, pasando por los futbolistas con más calidad o tratando las noches más épicas de su trayectoria futbolística. Es el momento de centrarnos en otro elemento que más allá de su aparente banalidad, esconde muchos secretos: su himno.

Es una de las canciones que los jóvenes catalanes aprenden desde temprano, una canción conocida por todos y que en Barcelona dispone de una gran fama. Todos nos hemos focalizado en analizar su musicalidad o su marcha simpática y armoniosa, pero pocas veces se ha analizado su historia en detalle. El himno fue creado y estrenado en 1974, coincidiendo con el 75 aniversario de la entidad catalana. Como ya hemos mencionado, el club fue inaugurado en 1899. Fue compuesto y creado por los escritores Josep M. Espinàs y Jaume Picas, con música de Manuel Valls. Curiosamente, desde 1974 se ha mantenido con plena vigencia y aún suena antes de todos los partidos de la entidad. También lo hace en los instantes previos a los partidos de Champions League, donde debido al protocolo debe escucharse también el himno de la competición.

La letra es la siguiente:

Tot el camp

és un clam

som la gent blau-grana.

Tant se val d’on venim

si del sud o del nord

ara estem d’acord, estem d’acord,

una bandera ens agermana.

Blau-grana al vent

un crit valent

tenim un nom

el sap tothom:

Barça, Barça, Barça!

 

Jugadors

Seguidors

tots units fem força.

Són molts anys plens d’afanys,

són molts gols que hem cridat

i s’ha demostrat, s’ha demostrat,

que mai ningú no ens podrà tòrcer.

Blau-grana al vent

un crit valent

tenim un nom

el sap tothom:

Barça, Barça, Barça!

 

 Source: Youtube

El ADN de esta composición pasa por el carácter integrador de la entidad, mencionando que todo el mundo es bienvenido, sin tener en cuenta su situación geográfica. Un himno de unidad y hermandad bajo una sola bandera: la azulgrana. Este himno muestra de manera majestuosa el espíritu que impera en el FC Barcelona, donde lejos de las individualidades predomina una idea de equipo. Una serie de valores deportivos que han convertido al Barça en una entidad reconocida a escala mundial.

Curiosamente, este no fue el primer himno que tuvo el FC Barcelona. El más antiguo data del año 1910, y dispone de un tono bélico muy alejado de lo que representa actualmente el club de la Ciudad Condal. A pesar de todo, se trata de uno de los cánticos futbolísticos más antiguos de Europa. En total el Barça ha tenido cuatro himnos a lo largo de su historia. El primero es el anteriormente mencionado, de 1910, el segundo data de 1923, el tercero de 1949 y el cuarto de 1957. El más antiguo fue estrenado el 17 de julio de 1910 y fue escrito por militares después de que el Barça ganase la Copa de Cataluña, el Campeonato de España y la Copa de los Pirineos. Todo esto solo 10 años después de su fundación.

Actualmente, los tiempos han cambiado, y también lo ha hecho el himno del Barcelona. Es tal su grado de aceptación que todo hace presagiar que aún tiene cuerda para rato. Un elemento intangible y muy querido que ha ayudado a configurar la identidad del equipo culé, lleno de anécdotas y de historias escondidas bajo una bandera bicolor: la del azul y el grana.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.