Actuaciones musicales en la Super Bowl: The Blues Brothers, James Browny y ZZ Top

Si el espectáculo protagonizado por Michael Jackson fue una maravillosa demostración de los registros que domina el desaparecido Rey del Pop: música, baile y show, esperad a ver la actuación que nos tenía reservada la XXXI edición de la Super Bowl.

En este caso nos trasladamos al año 1997 en la ciudad de New Orleans, Louisiana y más concretamente al estadio Louisiana Superdome para asistir al encuentro que disputaron los campeones de la AFC, los New England Patriots y al campeón de la NFC, los Green Bay Packers. Los Packers conquistaron su tercer título tras una sequía de 29 años. Como hecho más destacado, el quarterback Brett Lorenzo Favre, que venía de ser nombrado MVP las tres últimas temporadas, batió el record de yardas en un solo pase en una final de Super Bowl con un pase de 81 hacia su compañero Antonio Freeman. Pese a su gran actuación con dos pases de anotación y uno más propio el elegido como jugador más valioso fue Desmond Howard, que obtuvo 244 yardas de devoluciones, marcando una nueva marca en la NFL.

Pero centrémonos a partir de ahora en el descanso del partido, porque fue entonces cuando comenzó el verdadero espectáculo.

Pocas veces en la historia de la música tendremos la oportunidad de disfrutar de una reunión de tanto talento como la que tuvo lugar en este evento. Tres mitos de la música americana: The Blues Brothers, James Brown y ZZ TOP dieron una exhibición imposible de olvidar.

Era noche cerrada cuando comenzó la emisión de la actuación musical y el centro del terreno de juego estaba ocupado por una cortina colocada en círculo que ocultaba una nube de humo coloreada por luces rojas, alrededor se situaban numerosas plataformas iluminadas con neones blancos que producían un bonito contraste, y situados tras éstas, numerosos voluntarios con focos simulaban luciérnagas. Tras la sintonía inicial –el Peter Gunn” compuesto por Henry Mancini- culminada con redoble de tambores, se descolgó la cortina que ocultaba el centro y comenzaron a salir fuegos artificiales.

bluesbrothers

Una voz en off anunció a The Blues Brothers, el grupo creado por John Belushi (sustituído por su hermano Jim tras su muerte debida a una sobredosis de speedball –una inyección de heroína y cocaína-) y Dan Aykroyd a los que se unió para la ocasión John Goodman. Con su mezcla de soul, blues y rock’n’roll se adueñaron del escenario y comenzó a sonar el “Everybody needs somebody to love”. El palco central pronto se llenó de voluntarios ataviados con el atuendo que popularizó el grupo (traje negro, corbata negra, camisa blanca, gafas de sol y sombrero) y lo mismo ocurrió con los aledaños, reproduciendo una lograda coreografía al ritmo de la canción. Tras un nuevo estallido de fuegos artificiales el grupo pasó a interpretar el archiconocido “Soul man”.

jamesbrown

Casi sin darnos cuenta, el color fucsia se adueñó del escenario con la irrupción de James Brown y su estridente traje acompañado de incontables chicas ataviadas con el mismo color que cambiaron el registro hacia el funky de “I feel good”. Con el comienzo de “Sex machine”, Brown se subió a una grúa que lo aupó unos diez metros mientras le cantaba al público que se sentía bien.

Es entonces cuando se produce un nuevo impass y hace su entrada en el terreno de juego un coche clásico (adivinad el color) seguido por multitud de chopper al ritmo de los barbudos ZZ TOP y su “Tush”, las chicas ahora visten de leopardo, a juego con la batería del grupo y comienza a sonar “Legs” mientras agitan sus piernas y las chopper comienzan a moverse alrededor de voluntarios agitando banderas.

Pero no, no, no se vayan todavía… que aún hay más, se reúnen en el escenario, para el fin de fiesta, todos los invitados y se desata la locura. “Gimme Somme loving” retumba en el estadio que es una locura de luces, banderas y choppers desfilando mientras las chicas continúan con su show. La cámara, con una toma cenital, recoge imágenes espectaculares y un último estallido de fuegos artificiales pone el colofón a una actuación incomensurable.

El concierto estuvo dedicado a Lora “Dinky” Patterson, que murió días antes durante unas prácticas de bungee-jumping (conocido popularmente en España como “puenting”).

 

Fuentes: Wikipedia



pimendez

Hijo de la derrota y el alcohol, sobrino del dolor, primo hermano de la necesidad

5 Respuestas

  1. cientifico_puro dice:

    Qué gilipollez estaría yo haciendo en lugar de ver esa Superbowl sobre todo con esa actuación que yo calificaría como apoteósica y que desconocía dicho sea de paso? O sea que Favre on fire, y en el descanso ZZTop? Se puede pedir más?Gran artículo, como siempre.
    Pdta: con una probabilidad del 99’8% estaría jugando al Superstar Soccer Deluxe de la SuperNES, ese juego es el responsable de que no tenga pulgares abatibles

  2. JORGE dice:

    Estáis poniendo actuaciones de la superbowl, pero no veo la de Prince. La verdad es que no consigo encontrar nada de esta maravillosa actuación. ¿Sabéis dónde se puede encontrar? Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.