¿Qué hace un equipo NFL como tú con un récord como este?

Seguro que os suena aquella canción que Burning puso de moda allá a finales de los 70, cuando aquello que luego se llamó «Movida madrileña», empezaba a calar entre los jóvenes que aún se estaban sacudiendo los rigores de la dictadura. Puede que os parezca absurdo, pero el domingo a medida que se iban dando los resultados de la jornada 10 de la NFL y veía atónito los standings, un pensamiento se me venía a la cabeza: ¿qué c*** hace este equipo con este récord?, si hace unas semanas parecían desahuciados, ¿y estos otros con este pésimo diferencial en lo que va de mes, si parecían firmes candidatos a todo, cuando no intocables? En fin, cosas de esa maravillosa capacidad de la NFL para arruinarnos los pronósticos y/o quiniela jornada tras jornada. Como ya hemos sobrevolado el ecuador de la liga, vamos a echar un ojo a los standings y analizar el presente de seis equipos, tres por motivos felices y otros tres, por lo contrario.

Los que ríen y hacen llorar

Rams Cardinals FootballArizona Cardinals (8-1) – Con un flamante récord de 8-1, inédito en la franquicia del desierto desde hace décadas, los Cards aparecen en la cima de la NFL como invitados sorpresa a una fiesta a la que nadie les había invitado. Un equipo que no hace nada extraordinariamente bien, pero tampoco es pésimo en ninguna faceta del juego. Velocidad, agresividad y equilibrio son sus claves. Arians ejecutaba a través de Palmer un ataque eficaz, más molesto que temible. Aunque las victorias se fabrican desde la defensa, una defensa que ha hecho olvidar las bajas respecto al año pasado y que mantiene una secundaria tan peligrosa como polifacética. Les quedan buena parte de los enfrentamientos divisionales, pero con que ganen los de casa, el título de división es suyo. La baja de Palmer para lo que resta de campaña pone un interrogante sobre las opciones del equipo (no me atrevería a decir que las arruina), ya que, si bien el reemplazo funcionó en los primeros meses de competición, el nivel de exigencia sube en los enfrentamientos divisionales, y ya no digamos en las eliminatorias por el título.

Detroit Lions (7-2) – Con una racha de cuatro victorias seguidas, culminadas con remontadas en los últimos segundos para infartación prematura de los seguidores de los Lions (aquí uno), hay que poner a los de Detroit como uno de los equipos en alza, ya que no es un equipo, que yo recuerde, del que no hayamos hablado mucho esta temporada. Apoyado en la transformación de la defensa como una unidad élite dentro de la NFL, los Lions encuentran la manera de ganar gracias al recital de armas ofensivas que Stafford tiene a su alcance. Tras volver de Londres con el 6-2 y la bye week, los numerosos tocados han vuelto a la acción, sobre todo, «Megatron» que tras un inicio fulgurante, jugó tocado durante algunas semanas. burn002Lo que se les viene en el calendario en las dos próximas jornadas pondrá a prueba las opciones de los Lions: primero Cardinals (en Arizona), luego, los renacidos Patriots, es decir, dos de los mejores equipos de la NFL. Todo esto con Green Bay a un partido y pendientes de jugársela entre ellos en el último partido de la temporada.

New England Patriots (7-2) – ¿queréis saber qué es la hemeroteca? La hemeroteca es ese sitio donde se guardan, entre otros, todos los artículos y crónicas que se escribieron sobre Brady y los Pats después de la derrota en Kansas. Los mismos artículos que, desde hace semanas, Brady y compañía están usando para ciertas labores de limpieza higiénica, cuando no directamente meándose encima de tanto gilipollismo por escrito. En el plano deportivo todo lo que no sea elogiar la reacción de los Pats es quedarse corto. Brady siempre ha sido Brady, pero ahora tiene un Gronko. A la cabeza de la AFC y esperando el desfile triunfal por la división.

Los que lloran y hacen reír

San Francisco 49ers (5-4) – La marea sube en la bahía por momentos. A estas alturas, aunque esta semana parece que toca marea baja, ya les llega por la cintura y más de uno en el vestuario está tentado de ahogar a Harbaugh. El 5-4 resume el año de los 49ers, arrastrados por la simpleza de su juego. El partido contra los Saints, a pesar de la victoria en el overtime, ha puesto en evidencia la total falta de identidad de este equipo: apáticos, sosos, aburridos hasta el extremo. burn004A los 49ers se les puede considerar uno de esos equipos capaces de ganar los partidos que tienen que perder, y de perder los que tiene que ganar. ¿Hay mayor ejemplo de irregularidad? Lo mismo que digo de los 49ers se podría aplicar a los Saints, que confiados en el factor «Superdome» pretendían maquillar un año más que dudoso, en el que hasta Brees parece fuera de onda.

Carolina Panthers (3-6-1) – Incluyo a los Panthers pero podría ampliar el análisis a toda la NFC Sur en la que todos los equipos tienen ya récord negativo. Que los de Carolina no pudieran con los Eagles era más que probable y, esta vez sí, los pronósticos se cumplieron. Sánchez se llevó los focos y Newton los golpes. Nada menos que 9 sacks y cerca de 100 yardas provocó la línea de Philadelphia a la protección del QB rival. Si alguno se creía que con la pérdida de talento que dejaron ir este verano, los Panthers iban a repetir lo hecho del año pasado, ya tiene ante sí la cruda realidad. Lo más alucinante, y triste a la vez, es que se pueden meter perfectamente en los playoffs… y allí, cualquier reacción es posible.

burn003Chicago Bears (3-6) – Al igual que se incluyen aquí a los Bears se podría incluir a los Falcons. Los síntomas del enfermo son los mismos: talento a raudales desperdiciado, una defensa que no funciona ni para atrás, un head coach cuestionado (que Mike Smith siga en su puesto a estas alturas es inexplicable). Resumiendo: la temporada pasa, la cabeza de la división se escapa y otro año más atrapados en la mediocridad. Ni lo suficientemente buenos para llegar a playoffs, ni lo suficientemente malos para encontrar soluciones a corto plazo en el draft. En el caso de Chicago se cuenta con el agravante Cutler que tras firmar uno de los mayores robos del verano, está justificando su contratazo con una temporada para el olvido. Solo pueden mejorar porque tanto talento tiene que salir por alguna parte. Tiene que salir.



Iván "Pireo"

Deportista, espectador y aficionado. Amante de cualquier competición y del deporte americano en particular. Resignado pero orgulloso seguidor de los Detroit Lions, Indiana Pacers, Seattle Mariners y Toronto Maple Leafs. Death Valley siempre será la casa de LSU y sus Fighting Tigers. Escribo en sportsmadeinusa.com. Editor y miembro del equipo de bloginterference.com

2 Respuestas

  1. alberto dice:

    Ojalá esos Lions callen a todos los bocazas que los han ninguneado durante décadas

  2. estrellasolitaria dice:

    Tras los refuerzos de este año, sobre todo en agencia libre, me esperaba algo más de los Jaguars, para mi también son una gran decepción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.